Política Sectores

Valencia reclama los 1.380 millones del FLA para financiar el déficit acumulado de 2014

Ximo Puig presenta un documento de siete propuestas para “romper con la invisibilidad” 

Desde el mes de julio lleva la cuarta Comunidad por población de España y la cuarta en aportación al PIB esperando la autorización de la transferencia de 1.380 millones de euros del FLA (Fondo de Liquidez Autonómica) para financiar la desviación del déficit acumulado en 2014. Así lo ha explicado el president de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, durante la rueda de prensa posterior a la reunión que ha mantenido esta tarde con el presidente del Gobierno de España, Mariano Rajoy.

Puig ha reconocido que este año “no vamos a cumplir con los objetivos de déficit”, de hecho cuando los socialistas tomaron el relevo del Gobierno regional tras las elecciones autonómicas del mes de junio “ya se había superado ampliamente el objetivo”. Fuentes próximas a la Generalitat han confirmado a Diario Financiero que  fecha de hoy “el déficit está en un 1,01 por ciento, y cerraremos con un 2,3 por ciento a final de año”. Situación que “sin la inyección” que a partir de un modelo de financiación transitorio que llegue incluso a contemplar una posible quita de la deuda se prolongaría el año próximo “con la mejora del modelo de financiación autonómico cumpliríamos con el 0,3 que se nos exige pero de no llevarse a cabo nos quedaremos en el 1,6 por ciento”, explican las mismas fuentes.

En este sentido el mensaje que el President socialista ha trasladado a Moncloa ha sido más que contundente “la Comunidad Valenciana no puede esperar. De este modo el autogobierno es inviable”. Aunque Rajoy, por su parte, “no ha verbalizado esta tarde” la intención de hacer llegar cuanto antes la transferencia de los casi 1.400 millones de euros, Puig confía “está dispuesto a aportar lo que necesita la Comunidad Valenciana. Es evidente que ese compromiso existe”.

Cabe destacar que según las cifras aportadas por la Generalitat la deuda de la Comunidad Valenciana supera en un 16,4 por ciento la media de España, su renta per cápita es de un 12 por ciento inferior y el gasto en servicios públicos fundamentales también difiere un 8 por ciento a la baja de la del resto del territorio nacional. Sin embargo y a pesar de todo ello los valenciano reciben 125 euros menos con respecto a la media del resto de los españoles.

Más inversión

Luchar para corregir las desigualdades y “defender los intereses de 5 millones de valencianos” es la clave de la hoja de ruta del Gobierno de la Genralitat. En torno a esta premisa el resto de propuestas que se han puesto sobre la mesa de la sala de reuniones pasan por, además de compensar la deuda histórica, incrementar la inversión, especialmente la prevista para “impulsar el Arco del Mediterráneo”, así como  que está se haga efectiva “sólo se ha licitado el 11 por ciento de lo presupuestado para 2015”, denunciaba Ximo Puig.

El President también se ha referido al Banco de la Esperanza, una iniciativa “pública y social” con la que se pretende trasladar a cerca de 1.ooo refugiados desde Lesbos y cuyo objetivo es desterrar “el viejo paradigma de corrupción y despilfarro” que planea sobre la Comunidad Valenciana. También en materia social ha solicitado la forma de un “pacto de Estado” para luchar y dar mayor cobertura a las víctimas de la violencia de género.