Destacado Economía Nacional

Valerio sobre el sindicato de trabajadoras sexuales: “Me han metido un gol por toda la escuadra”

La ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, Magdalena Valerio, afirmó este jueves que se llevó “un disgusto muy gordo” cuando se enteró de la publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE) de la creación del sindicato Organización de Trabajadoras Sexuales, y no dudó en admitir que “me han colado un gol por toda la escuadra”.

En declaraciones en los pasillos del Congreso de los Diputados, Valerio explicó que el Gobierno iniciará “todos los trámites pertinentes para declarar -la resolución de constitución de esta organización- nula de pleno derecho”.

“Por supuesto habrá que seguir el procedimiento” -se informará a la Abogacía del Estado y se necesitará un dictamen del Consejo de Estado-, pero el Ejecutivo “luchará para que sea declarado nulo de pleno derecho”, dijo.

Valerio, que se llevó “una gran sorpresa” al enterarse, agregó que “la persona que lleva esto tendrá que explicarme por qué no se me ha informado”.

Admitió que el Ministerio de Trabajo se limita a actuar como depósito para este tipo de documentos, pero aun así insistió en que “como ministra y como miembro de un Gobierno feminista, jamás habría dado el visto bueno a que eso se publicase en el BOE”.

Este Ejecutivo “no va a avalar a un sindicato de una actividad ilegal y que vulnera los derechos de las mujeres en general y también de aquellos hombres que, por circunstancias, deben ofrecer sus cuerpos a terceros para ser abusados”, concluyó.

El Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social ha iniciado el trámite de impugnación de los estatutos del sindicato denominado Organización de Trabajadoras Sexuales, cuya constitución fue publicada en el Boletín Oficial del Estado (BOE) el pasado 4 de agosto.

Según informó este jueves el Ministerio, “toda la documentación del expediente de registro se ha puesto en manos de la Abogacía General del Estado para estudiar la fórmula de impugnación”.

Desde Trabajo indicaron que “la prostitución no es legal en España y este Gobierno no puede admitir que bajo el subterfugio de un ‘sindicato’ de trabajadores y trabajadoras del sexo, se dé cabida a la prostitución”.

Además, explicó que “el registro efectuado ante la Dirección General de Trabajo de este Ministerio se produjo como un mero acto administrativo, y no contiene errores de forma, pero sí de fondo para un Gobierno feminista y que tiene como eje central de sus políticas la igualdad entre hombres y mujeres”.