Opinión

Vaso medio lleno o medio vacío, según se mire

Mientras unos días vemos el vaso medio lleno, otros medio vacío. Después de tanto tiempo deseando buenos datos y signos de recuperación en los mercados desarrollados, Estados Unidos hizo gala de una batería de indicadores que no dejaron indiferente a nadie.

Su reflejo en las bolsas: caídas en torno al 1% en Wall Street y de medio punto porcentual en Europa, dependiendo de la plaza.

Los datos fueron todos buenos y superando expectativas. Así, el IPC de abril se presentaba una décima por encima de lo esperado, 0,4% vs 0,3% e., de manera que el interanual subyacente quedaba en 2,1%. Se trata del crecimiento mensual más fuerte desde febrero de 2013. Además, la producción industrial reflejaba un crecimiento de 0,7% frente al 0,3% esperado y los inicios de nuevas viviendas superaban a las expectativas en 45.000 unidades.

No se hicieron esperar las declaraciones de diferentes miembros de la Fed alertando sobre la posibilidad de una subida de tipos antes de lo esperado por los mercados, algo que contrasta con las bajas expectativas que hay para la reunión de junio, que ayer por la mañana estaban en el 4%. Hoy se analizarán, palabra por palabra, las actas de la reunión de abril de la Fed, las cuales se publicarán esta tarde.

Japón tampoco decepcionó en el plano macro, salvando con amplio margen las expectativas, al publicar un crecimiento interanual del 1,7% en el primer trimestre frente al 0,3% esperado.

Y para nuestra economía, preparémonos para, al menos, recibir una regañina desde Bruselas. Hoy se decide si nos multan por no haber puesto encima de la mesa las medidas necesarias para cumplir con el objetivo de déficit o, por el contrario, nos dan flexibilidad a cambio de la consiguiente penalización.

 Pablo Nortes

Dirección de Inversiones de Tressis