Empresas

Vodafone confirma que la marca ONO se mantendrá al menos un tiempo

Vodafone es la compañía extranjera que más dinero ha invertido en España: 24.000 millones pagó por Airtel y ahora por 7.200 se ha hecho con Ono. José Romero, director de Comunicación de Vodafone España, analiza esta operación.

-¿Por qué la apuesta por España y por qué Ono?

Es una buena noticia para nuestro país porque demuestra que España es un buen país para invertir.

¿Y por qué Ono? Pues porque es una compañía que llega a 7,2 millones de hogares y tiene una enorme posibilidad de crecimiento. Con esta operación, podremos ayudar con su canal de distribución a dinamizar su red y que los españoles le puedan sacar mayor partido a la red, lo que ayudará a España a ser un país más competitivo. Estamos ante una operación que es buena para España para dinamizar el sector y también para buena parte de los particulares.

-Hoy Industria decía que la compra de Ono no hubiera ocurrido hace dos años. ¿Está de acuerdo?

Esta operación es un respaldo a la mejora de la Economía española. No había una operación de este tipo desde febrero de 2009 lo que puede suponer que ya estamos saliendo de la crisis.

-¿Qué supone para los usuarios esta operación?

Los clientes de Ono se pueden beneficiar del 4G. Vodafone fue el primero en lanzar el 4G y es algo que marca la diferencia. Los clientes de Vodafone podrán tener un acceso a fijo-móvil en una red de distribución más amplia.

-¿Se seguirá manteniendo la marca Ono?

Aún es pronto para tomar esta decisión pero seguramente se mantenga durante un tiempo.

-¿Cuándo esperan que esté lista y cerrada la operación?

Esperamos que la operación esté lista en tres o cuatro meses.

-¿Cómo ve el futuro de la compañía en un sector marcado por la competencia?

Lo vemos con mucho entusiasmo. Ahora tenemos la posibilidad de competir en el mercado de banda ancha ultra-rápida, donde creemos que está el futuro. Ahora tenemos una posición que antes no teníamos. Para los clientes va a suponer una mayor competencia con más ofertas. Esto de competir nos pone las pilas.