Empresas

Vodafone planea despedir un total de 1.300 empleados en España

Convoca a los sindicatos para iniciar conversaciones el próximo 1 de septiembre

Vodafone España ha trasladado a los representantes de sus trabajadores la intención de iniciar las conversaciones el próximo 1 de septiembre para informarles del comienzo de un proceso de despido colectivo que afectará a un máximo de 1.300 trabajadores de la división española de la compañía de telecomunicaciones.

En este periodo de consultas, que durará un mes, se fijarán las condiciones y el calendario de ejecución. Según Europa Press, el 60 por ciento de los despidos afectarán a los trabajadores procedentes de Ono, mientras que el 40 por ciento restante serán empleados de la antigua Vodafone. Este reajuste de plantilla estaba previsto en el proceso de integración de ambas compañías de telecomunicaciones y que ambas suman un total de 6.200 trabajadores en plantilla.

Vodafone España ha justificado este despido colectivo debido a las redundancias nacidas por la unión de ambas compañías, la fuerte inversión en redes de nueva generación y la caída de ingresos y del resultado bruto de explotación (Ebitda) de ambas compañías en los últimos ejercicios.

Para la empresa, el ajuste de plantilla es “un paso necesario” dentro del plan de integración y forma parte de las iniciativas abordadas para lograr que la organización resultante sea eficiente y competitiva.

En este sentido, explica que las iniciativas diseñadas para ganar en competitividad están estrechamente relacionadas con los proyectos orientados a incrementar la eficiencia y reducir costes, entre los que se incluyen el uso de la red de fibra de Ono en la transmisión de la red móvil de Vodafone, la migración de los clientes de móvil de Ono a la red de Vodafone, la optimización del canal de distribución, el esfuerzo sostenido para reducir los costes operativos, las ganancias de eficiencias de los ‘call centers’ derivadas del mejor servicio y la integración de los sistemas de Ono y Vodafone.