Empresas

Vodafone registra una caída de ingresos del 9,4% en su último año fiscal

La compañía facturó un total de 4.679 millones de euros

Los ingresos de Vodafone España alcanzaron durante su último año fiscal los 4.679 millones de euros, con una reducción del 9,4 por ciento en términos orgánicos (excluyendo el negocio de Ono) respecto al mismo periodo del año anterior.

Desde el 1 de abril de 2014 hasta el pasado 31 de marzo, los ingresos por servicios también sufrieron una contracción del 10,5 por ciento, hasta los 4.303 millones de euros, según ha informado este martes la compañía de telecomunicaciones.

No obstante, la operadora ha precisado que el ritmo de descenso de sus ingresos por servicios se ha ralentizado a lo largo del año, pasando del 15,3 por ciento en el primer trimestre de 2014 hasta el 7,8 por ciento en el último. A esta moderación ha contribuido el crecimiento sostenido de los ingresos por servicio fijo, que aumentaron un 8,7 por ciento en el último ejercicio.

Asimismo, la base de clientes de contrato de telefonía móvil también descendió en el cuarto trimestre hasta los 10,9 millones, con una reducción de 110.000 usuarios. Este resultado se debió a una menor actividad comercial por la reducción de los subsidios de terminales en el último trimestre y por la desactivación de 124.000 módems USB sin uso. No obstante, sin esta última medida la compañía asegura que habría concluido el trimestre con un saldo positivo de 14.000 en su cartera de clientes.

En términos de rentabilidad, el margen de ingresos sobre Ebitda alcanzó el 24,2 por ciento en el segundo trimestre del año fiscal, en el que, por primera vez se incluyen las cifras de Ono. En el conjunto del año el margen se sitúo en el 21,4 por ciento, con una bajada de cinco puntos porcentuales.

No obstante, las inversiones de Vodafone se incrementaron un 49 por ciento en los últimos doce meses, con un total de 1.110 millones de euros.

Asun Infante