Economía

A vueltas con el tema griego

La corrección en las bolsas europeas se ha prolongado en el día de hoy en un clima de pesimismo generalizado provocado por la dimisión del primer ministro griego, por los problemas económicos de los países emergentes (el PMI manufacturero chino cae a su nivel más más bajo en seis años y medio) y por la incertidumbre en torno a la Reserva Federal americana.

Los principales índices europeos pierden en la sesión cerca de un 3 por ciento.

El caso del Ibex no ha sido una excepción, y finaliza una semana para olvidar con una caída acumulada del 5,4 por ciento. Solo en el día de hoy, la caída asciende a -2,81 por ciento, quedando el Ibex en 10.289,3, después de haber llegado a soñar durante la semana que recuperar los 11.000 puntos era posible. Dentro del selectivo, los más bajistas han sido IAG (-4,32 por ciento), Grifols (-3,92 por ciento) y ArcelorMittal (-3,7 por ciento). Solo Abengoa ha conseguido este viernes cerrar en verde, con una subida del +2,60 por ciento.

Repsol ha sido otra de las más castigadas tras ceder un -3,27 por ciento, coincidiendo con un cambio de recomendación a la baja por parte de la casa de análisis de Barclays y por el desplome del precio del petróleo. El barril de Brent cotiza en los 44$, por lo que ya ha perforado los mínimos de principios de año y se sitúa en mínimos desde 2009.

Por otro lado, Sabadell ha comunicado que ya ha completado el proceso de adquisición para adquirir la totalidad de las acciones del banco británico TSB, habiendo alcanzado la titularidad del 100 por ciento del capital social de dicha entidad.

Los titulares los ha copado hoy Alexis Tsipras, que decidió ayer convocar elecciones anticipadas, lo que suscita ciertas dudas sobre el compromiso del nuevo gobierno a la hora implementar las condiciones firmadas en el último plan de rescate. Sin embargo, y a pesar del histórico riesgo de contagio entre Grecia y otros países periféricos, la rentabilidad del bono español a diez se ha comportado y permanece en la zona del 2 por ciento (aunque la prima sube hasta 143 puntos), resistiendo bien a las noticias procedentes del país heleno.

De las pocas noticias positivas de la sesión cabe destacar la publicación de las encuestas PMI en la Eurozona, que han dejado un buen sabor de boca tras lograr superar previsiones. En concreto, el PMI manufacturero de agosto se sitúa en los 52,4 puntos (vs 52,2 estimado), el del sector servicios en 54,3 (vs 54 estimado) y el compuesto en 54,1 (vs 53,7 estimado). Por regiones, los datos de Alemania han batido ampliamente expectativas, mientras que los de Francia han quedado algo por debajo de lo previsto.

La confianza del consumidor de la Eurozona marca una lectura de -6,8, niveles muy similares a lo esperado, poniendo de evidencia las dudas que existen en la región.

La bolsa neoyorquina vuelve a sufrir importantes caídas a media sesión, que superan ampliamente el -1 por ciento. La principal referencia del día ha sido el PMI manufacturero, que se sitúa en agosto en 52,9, por debajo del 53,8 estimado y anterior, su nivel más lento en 2 años.

En respuesta a las incertidumbres, el oro escala posiciones hasta los 1.158 puntos.  El eurodólar, por su parte, también repunta y se sitúa en 1,134.

Selfbank