Economía

Wall Street se une a los descensos

Ventas generalizadas en los índices estadounidenses (Dow Jones: -1,73%; S&P 500: -1,63%; Nasdaq: -1,95%) que siguen la tendencia bajista de las bolsas mundiales, lastradas por el parqué griego. Después de que el Eurogrupo haya mostrado sus dudas sobre la salida del plan de rescate heleno el próximo año, hoy Fitch señala que el mayor reto de la banca griega es todavía la morosidad. Con este escenario, la bolsa de Atenas se desploma hasta un 10% y acelera las desinversiones en la deuda pública y en la renta variable.

Tampoco los datos macroeconómicos conocidos en EEUU ayudan a poner freno a los descensos. Las ventas minoristas en Estados Unidos caen por primera vez en ocho meses. En concreto, han restado un 0,3% en el mes de septiembre respecto al mes anterior, según datos del Departamento de Comercio. Los expertos esperaban una bajada de una décima respecto a agosto. Si se descuenta el sector automovilístico, el índice ha registrado una caída intermensual del 0,2%, cuando se esperaba una subida del 0,2%

Por su parte, los precios a la producción han bajado en septiembre un 0,1%, frente a la subida esperada del 0,1%.Mientras que el índice manufacturero de Nueva York ha bajado hasta 6,17 desde 27,54, por debajo de la estimación de 20,50.

En este escenario, Wall Street se suma a las caídas, con todos los valores del Dow Jones en negativo durante los primeros minutos de sesión. Especial atención hoy a Bank of America (-4,18%) ha publicado pérdidas de 1 centavo por acción. La entidad estadounidense ha comunicado un beneficio neto de 168 millones de dólares en el tercer trimestre, muy por debajo de los 2.500 millones del mismo periodo del año pasado. Si se descuentan los dividendos de las acciones preferentes, Bank of America ha registrado unas pérdidas de 0,01 dólares por título. El banco recuerda que sus resultados han sufrido un impacto de 5.300 millones de dólares por el acuerdo con las autoridades por el litigio sobre las hipotecas ‘subprime’. Los ingresos de la entidad han restado un 1% hasta los 21.400 millones de dólares.

BlackRock también desciende (-0,52%) tras anunciar ganancias un 26% superiores en el tercer trimestre, gracias en parte a la llegada de inversores que abandonan Pimco. También han crecido sus ingresos y los activos bajo gestión. La firma se ha visto beneficiada por la salida de Bill Gross de Pimco, y ha obtenido desde entonces 11.100 millones de dólares en entradas de nuevos inversores en su división de renta fija. Durante el trimestre, ha conseguido 28.700 millones en entradas. Sus ingresos han aumentado un 15%.

Qualcomm (+0,49%), de momento, se salva de las ventas, después de conocerse que el líder de chips para teléfonos móviles, ha adquirido al fabricante de chips para el Internet de las Cosas (IoT) CSR por aproximadamente 1.600 millones de libras (2.500 millones de dólares). La compañía busca explotar el creciente mercado de los aparatos conectados. El CEO de Qualcomm, Steven M. Mollenkopf, considera que la incorporación de CSR permitirá diversificarse en los mercados de corto alcance, los chips inalámbricos Bluetooth y procesadores de audio, los sistemas de control de automóviles y los dispositivos wearables. La adquisición está sujeta a la aprobación regulatoria de EE.UU y Reino Unido, y espera cerrarse formalmente a finales del verano de 2015. Tras el anuncio de la compra, el valor de las acciones de CSR ha aumentado un 30%, subiendo a 859 peniques por acción.

Tras el cierre de mercado, publicarán sus cuentas American Express, eBay y Netflix.