Opinión

Ya hubo otro Duque perteneciente a la Familia Real en los tribunales por derrochador

En la primera mitad del siglo XX ya hubo otro Duque, marido de Infanta de España que fue llevado por sus propios hijos ante los tribunales. Se trata de Antonio de Orleans, IV Duque de Montpensier e Infante de España por su matrimonio con la infanta Eulalia, apodada como “La republicana” hermana de Alfonso XII y tía de Alfonso XIII, abuelo del actual Rey de España.

Montpensier fue llevado ante el juez porque se había dilapidado la fortuna que tenía con sus numerosas amantes, concretamente se gastó unos 36 millones de euros. Eulalia de Borbón se divorció de su marido en 1900, y fue esto, y no el derroche de su marido, lo que la llevó a ser apartada de los actos oficiales y de la Familia Real de España. De hecho, por todo el mundo es sabido, que Alfonso XIII y su tía no se tragaban bajo ningún concepto. No le perdonaban, ni su actitud rebelde y casi anarquista, ni la publicación de varios libros en París tildados de feministas.

“La Republicana” fue repudiada durante al menos diez años, aunque ella, lejos de defender a su marido sacó todos los trapos sucios que caracterizaban al Infante de España y Duque de Montpensier: era manirroto, derrochador y mujeriego. Se gastó toda la fortuna familiar llevando un alto tren de vida, que le obligó a vender las tierras de Ducado italiano. Y ella siempre ha sido definida como una mujer fuerte e inteligente que no permitía las humillaciones de su esposo.