4 de Octubre: Día de la Educación Financiera

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

La vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, ha anunciado que su departamento se incorporará al convenio de colaboración para el desarrollo del Plan de Educación Financiera que elaboran de forma conjunta la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y el Banco de España.

En su intervención durante el Día de la Educación Financiera, celebrado este lunes 4 de octubre, ha destacado el «fuerte compromiso» del Gobierno con la educación financiera, un compromiso que se reforzará con la incorporación de su Ministerio al convenio de colaboración para el desarrollo del Plan de Educación Financiera.

Así, Calviño ha resaltado el papel de la educación financiera para concienciar e informar a los ciudadanos sobre los riesgos de sus inversiones, al tiempo que se ha referido a la importancia del sector financiero en la transición ecológica, aprovechando que el lema para esta jornada sobre educación financiera es ‘Tus finanzas, también sostenibles’.

En concreto, la vicepresidenta primera ha afirmado en su discurso que se deberán abordar «importantes inversiones» para llevar a cabo la transición medioambiental, «tanto públicas como privadas», ya que ha considerado que el cambio climático «es el gran reto de nuestro tiempo». Además, considera que los objetivos medioambientales marcados para 2030 y 2050 van a precisar de un «cambio de mentalidad y tecnológico».

«Se trata de una cuestión de justicia intergeneracional y, por tanto, con una dimensión financiera muy fuerte», ha señalado la vicepresidenta primera, al tiempo que ha recordado que el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia diseñado por el Gobierno destinará el 40% de los fondos europeos a invertir en transición ecológica con el objetivo de «movilizar la inversión privada».

Asimismo, ha resaltado el papel del sector financiero, «fundamental» para impulsar el proceso y orientar la inversión hacia actividades sostenibles y de mitigación del impacto del cambio climático.

Calviño ha recordado que la Unión Europea está creando un marco regulatorio para favorecer e incentivar «unas finanzas más sostenibles», con instrumentos como un mercado de bonos verdes. En este sentido, ha recordado la primera emisión de bonos verdes soberanos que realizó el Tesoro en septiembre y que atrajo «una inversión 12 veces superior a lo emitido».

Además, ha destacado que la concienciación sobre la sostenibilidad «tiene que llegar a todas las empresas y también a las economías familiares», destacando para ello el papel «crucial» de la educación financiera. Así, los ciudadanos podrán tomar sus decisiones «de manera informada y siendo conscientes de los riesgos que suponen su inversión».

NUEVAS ASIGNATURAS DE ECONOMÍA

Por su parte, el secretario de Estado de Educación y Formación Profesional, Alejandro Tiana, ha remarcado la importancia de la educación financiera y de su inclusión en los currículos escolares.

Así, ha considerado que la incorporación de aspectos como el emprendimiento, la valoración de la función social de los impuestos, la justicia fiscal y la suficiente comprensión de la economía financiera son «esenciales» para el «desarrollo personal, la inclusión social y el ejercicio de la ciudadanía activa».

«Por eso, en el desarrollo de los currículos que estamos preparando actualmente, trabajamos para reforzar las competencias específicas asociadas a la comprensión de las interacciones económicas y la capacidad de actuar en ellas de manera eficaz y segura», ha señalado Tiana.

Entre las materias que el Ministerio de Educación pretende incluir, Tiana ha destacado la inclusión de una materia sobre economía y emprendimiento en 4º de la ESO, así como dos asignaturas en el Bachillerato de Ciencias Humanas y Sociales, una de economía, de «carácter más general», y otra sobre empresa y modelos de negocio. Además, en el Bachillerato general se incluirá una materia sobre economía, emprendimiento y actividad empresarial.

Por último, la directora general de Consumo, Bibiana Medialdea, ha afirmado que la educación financiera es una herramienta con la que conseguir que las finanzas «sean una ayuda y no una trampa» para la gestión económica cotidiana de las familias más vulnerables.

«Cuando hablamos de educación financiera de lo que estamos hablando es incidir en la capacidad que tienen las personas y las familias para tomar buenas decisiones financieras acordes a sus propios intereses», ha señalado Medialdea, quien no ha olvidado que estas decisiones «están fuertemente condicionadas por las instituciones y por las políticas públicas», ha afirmado Medialdea.

De Cos insta a evaluar la efectividad de las actuaciones realizadas en educación financiera

El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, ha resaltado la importancia de que las autoridades lleven a cabo una evaluación de sus actuaciones en materia de educación financiera para identificar cuáles están siendo eficaces y cuáles no.

Durante la clausura del Acto Central Día de la Educación Financiera celebrado en la sede del Banco de España, el gobernador ha destacado que la educación financiera debe contribuir al objetivo de que los ciudadanos conozcan los riesgos y las oportunidades asociadas al cambio climático

Hernández de Cos ha explicado que, si los ciudadanos no están bien informados, pueden sufrir riesgos en la calidad de sus activos, mientras que al contar con la información adecuada pueden convertirse en «un instrumento fundamental para acelerar la lucha contra el cambio climático», mediante la ponderación de sus inversiones, en mayor medida, a través de inversiones verdes.

Para conseguir ese objetivo, el gobernador del Banco de España ha incidido en cuatro aspectos. Por un lado, ha celebrado la incorporación del Ministerio de Asuntos Económicos al convenio por la educación financiera, que representa una involucración más directa del Gobierno al plan.

En segundo lugar, Hernández de Cos ha resaltado la importancia de la educación en el proceso de formación de los ciudadanos, especialmente en las etapas de educación primaria y secundaria. En este sentido, ha asegurado que el Banco de España seguirá profundizando en el desarrollo de estas actuaciones, en colaboración con el Ministerio de Educación.

Por otro lado, un elemento que para Hernández de Cos se ha convertido en «una obsesión» es la evaluación de las iniciativas que se están llevando a cabo. «Las autoridades debemos evaluar lo que hacemos, qué está siendo eficaz y qué no desde el punto de vista de las actuaciones que estamos desarrollando en todos estos años», ha resaltado.

Para llevar a cabo esta tarea de evaluación, el gobernador ha señalado que primero hay que recabar información, por lo que cobra importancia la segunda ola de la encuesta de conocimientos financieros, que proporcionará al organismo «un análisis profundo» para identificar hacia dónde deben dirigirse sus actuaciones en los próximos años.

Finalmente, De Cos ha apuntado que la educación financiera es particularmente relevante para ciertos colectivos, que no son necesariamente los de baja renta, sino también los de mayor edad.

Según ha señalado, la digitalización genera efectos «muy positivos» para la sociedad en general, pero también puede generar «algunos riesgos en materia de exclusión financiera», por lo que las autoridades deben tener capacidad de adaptación a la hora de desarrollar sus iniciativas de educación financiera y otras actuaciones públicas para enfocarse en esos colectivos más desfavorecidos, ha resaltado el gobernador.

«Creo que tenemos los mimbres, la colaboración del sector privado y la colaboración conjunta del sector público. Subrayo ese papel que tenemos que realizar de evaluación permanente en nuestras actuaciones y, con todo ello, creo que vamos a estar en condiciones de afrontar de manera educada los retos que la educación financiera supone para todos los ciudadanos en los próximos años», ha finalizado Hernández de Cos.