7 síntomas de que estás enganchado al móvil

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

telefono

Amigo mío, si lees esto y cumples con todos los síntomas que aquí te contamos es que tienes un serio problema con el móvil. Quizá merezcas que te lleven a la escuela de disciplina china donde se llevan a cabo desintoxicaciones a los adolescentes a partir de deporte, flexiones y todo a la intemperie.

1. Te echas la siesta o duermes con el móvil en la cabecera de la cama mientras lo enganchas a la batería por si acaso te quedas sin energía. Por si acaso te llega un Whatsapp a las tantas de la noche.

2. Miras todo el tiempo que hora es pero te estás engañando a ti mismo, lo que miras es ver si alguien se ha acordado de ti. Si no hay notificaciones te sientes decepcionado. Chaval, te estás enamorando.

3. Entras a un bar con wifi, te pides una botella de agua solo para poder conectarte al wifi a pesar de haberlo hecho en la zona de conexión de la plaza del pueblo durante tus vacaciones. No desconectas.

4. Si no tienes batería te dan taquicardias y crees que todo el rato suena tu teléfono aunque sabes bien, a ciencia cierta, que está apagado.

5. Vibración fantasma, esto existe. Es cuando sientes la vibración del teléfono en tu bolsillo, lo coges y ¡Voilá! tu móvil no ha sonado. Obesión.

6. Romper el botón de encendido a pesar de que no ha sonado, ni se ha encendido la luz, ni ha vibrado.

7. La batería se está agotando y tú quieres plantear un suicidio colectivo porque necesitas NECESITAS tener el móvil con batería para tuitear que un tío en el bus se le ha declarado a su novia. ¿Tienes tú la culpa de ser una estrella de las redes sociales?