Acciona convoca junta para sacar a Bolsa su filial de renovables

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El consejo de administración de Acciona solicitará la autorización a la junta general extraordinaria de accionistas para sacar a Bolsa su filial de renovables, Acciona Energía, mediante la realización de una oferta de venta de acciones que podrá alcanzar al menos el 25% de su capital social, según ha remitido la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

La junta se ha convocado para el próximo 12 de abril. Dará comienzo a las 13.30 y, debido a la situación sanitaria, se celebrará de forma exclusivamente telemática. El único punto del día es aprobar la salida a Bolsa de la filial.

“El consejo de administración entiende que la venta de acciones de Acciona Energía en el marco de la oferta de venta de acciones previa a su salida a Bolsa, que conforme a la normativa aplicable y salvo dispensa de la Comisión Nacional del Mercado de Valores, deberá alcanzar al menos el 25% del capital social”, ha detallado el grupo.

No obstante, dicha participación podría llegar a ser de hasta un 30%, ya que la intención del consejo de administración de Acciona es mantener en torno al 70% del capital social de la filial de renovables tras la operación.

La salida a Bolsa de Acciona Energía se conocía desde el pasado mes de febrero, cuando la compañía trasladó su intención de lanzar una oferta pública inicial por, al menos, el 25% del capital de su filial de energía.

A falta de que Acciona concrete todos los detalles del debut en Bolsa de su negocio energético, los analistas dan un valor de 9.500 millones de euros a sus activos renovables, al mismo tiempo que la compañía ha cifrado en 7.000 millones la inversión vinculada a la recepción de fondos europeos para proyectos de innovación tecnológica.

Acciona busca con la salida a Bolsa este mismo año de su filial de energía duplicar su potencia instalada de energía renovable en solo cinco años, con la previsión de invertir hasta 7.000 millones de euros a través de la recepción de los fondos europeos destinados a la recuperación económica en España, con el foco puesto en la descarbonización.