Acciona y ACS se adjudican un proyecto ferroviario en Australia de 750 millones de euros

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Un consorcio formado al 50% por Acciona y por CPB Contractors, perteneciente a Cimic, filial australiana de ACS, ha logrado un contrato con la corporación que administra la red ferroviaria de Australia para llevar a cabo la planificación y el desarrollo de las obras civiles de parte de la línea ferroviaria que conectará las ciudades de Melbourne y Brisbane.

En concreto, el Gobierno australiano, a través de su gestor ferroviario, seleccionó para este proyecto a la ‘joint venture’ que formaron CPB Contractors y Acciona Construction Australia al 50%, bajo un Acuerdo Marco de Colaboración (CFA) valorado en más de 1.200 millones de dólares australianos (750 millones de euros).

Ambas empresas se encargarán de la planificación y desarrollo de las obras civiles entre Narrabri y Narromine, en el Estado australiano de Nueva Gales del Sur, según informa Cimic en un comunicado remitido al mercado.

Se trata de aproximadamente 306 kilómetros, de los más de 1.700 que forman parte de la línea ferroviaria Melbourne-Brisbane, en los que Cimic y Acciona desarrollarán obras para la formación de nuevas vías, movimientos de tierra a granel, drenaje, estructuras de puentes y viaductos, materiales y gestión logística.

Cimic ha precisado que los ingresos que obtendrá por este proyecto se confirmarán una vez que se ejecuten los contratos de obras de diseño y construcción después de la fase del Acuerdo Marco de Colaboración.

El presidente y consejero delegado de Cimic, Juan Santamaría, ha destacado que la Inland Rail «es crucial para la creciente población de Australia», ya que proporciona un enlace de carga rápido entre las empresas y los mercados regionales.

«Estamos orgullosos de contribuir a este importante proyecto, creando un activo para las generaciones venideras, de manera rentable, segura y colaborativa», ha añadido.

AEROPUERTO DE SIDNEY

Hace solo una semana, ambos socios (Cimic y Acciona) también se adjudicaron las obras de construcción de una pista de aterrizaje en el nuevo aeropuerto internacional de Sídney, una infraestructura que prevé convertirse en una de las principales puertas de entrada a Australia.

La compañía que preside Florentino Pérez también estará presente en este proyecto, valorado en 328 millones de euros, a través CPB Contractors, que ha conformado otra ‘joint venture’ al 50% con el grupo presidido por José Manuel Entrecanales.

El consorcio de capital español se encargará del diseño y la construcción de una pista de 3.700 metros, así como de la instalación de más de 3.000 luces aeronáuticas terrestres, carreteras laterales, dotación energética y la puesta en servicio e integración de todos los sistemas de seguridad y navegación en las instalaciones.