Adamo logra 72 millones de las ayudas del Gobierno para desplegar fibra en zonas rurales

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El operador de fibra óptica Adamo se ha adjudicado ayudas por valor de 72 millones de euros para desplegar fibra en zonas de rurales de 19 provincias españolas en el marco de la convocatoria de 2020 del Programa de extensión de banda ancha de nueva generación (PEBA-NGA) del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital.

En un comunicado, Adamo detalla que se ha adjudicado las ayudas en las provincias de Lleida, Girona, Tarragona, Cantabria, Valencia, Zamora, León, Huelva, Badajoz, Asturias, Córdoba, Palencia, Sevilla, Ávila, Cádiz, Valladolid, Lugo, Ciudad Real y Toledo, lo que afianza su posición como «operador líder de la España vaciada».

En este sentido, Adamo remarca que invertirá un total de 165 millones de euros para extender su red a las zonas sin cobertura de fibra en estas 19 provincias, donde dotará a 450.000 hogares de fibra óptica de 1.000 Mbps en un plazo de dos años.

La ayudas concedidas por el programa PEBA-NGA, cofinanciadas por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), tienen como objetivo extender la banda ancha ultra rápida a todo el territorio, contribuyendo a reducir la brecha digital y hacer frente al reto demográfico.

Asimismo, Adamo subraya que quiere aprovechar también este despliegue para llegar incluso a más áreas con necesidad de fibra, además de las acordadas, «y siempre en áreas eminentemente rurales sin conexión de fibra óptica».

La compañía de telecomunicaciones prevé terminar el año en curso con 1,5 millones de hogares conectados y estima que, gracias a esta adjudicación del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital, pueda llegar «muy pronto» a los dos millones.

El consejero delegado de Adamo, Martin Czermin, se ha mostrado «encantado con la noticia» porque afianza a la compañía «aún más como operador líder de la España vaciada, ayudando a estrechar la brecha digital». «Creo que hemos ganado porque hemos demostrado que funciona nuestra estrategia de llevar la fibra a la España rural allí donde no llegan otros operadores», ha incidido.

Actualmente, Adamo cuenta con cobertura propia en Cataluña, Madrid, Comunidad Valenciana, Asturias, Cantabria, Navarra, Castilla La Mancha, Castilla y León, Extremadura, La Rioja, Galicia, Murcia y Andalucía. La operadora trabaja en cada comunidad con un socio local, lo que le permite expandir su red de forma acelerada, ya que es capaz de conectar mensualmente 30.000 nuevos hogares en zonas rurales.