Ana Botín: “Todas las empresas tienen la responsabilidad de hacer frente a los desafíos globales actuales”

Ana Botín: “Todas las empresas tienen la responsabilidad de hacer frente a los desafíos globales actuales”

“Todas las empresas tienen la responsabilidad de hacer frente a los desafíos globales actuales”. Con esta frase, Ana Botín, presidenta de Banco Santander, anunciaba “con orgullo” que la entidad es uno de los miembros fundadores firmantes de los Principios de Banca Responsable, lanzados oficialmente el pasado domingo en Nueva York durante los actos contra el cambio climático celebrados en torno a la Asamblea General de las Naciones Unidas. Un hito que marca el inicio de la colaboración más relevante hasta la fecha entre la industria financiera global y la ONU.

A través de un vídeo en la cuenta de twitter del banco y en la web corporativa, Ana Botín asegura que “en Santander hemos trabajado juntos para ofrecer beneficios con una misión y así garantizar que nuestras operaciones diarias ayuden a más personas y empresas a prosperar de un modo sostenible. Tenemos objetivos ambiciosos en áreas como la inclusión financiera, las finanzas verdes y la diversidad de género, entre otros. Y ahora necesitamos y queremos hacer más. ¿Cómo lo haremos? Más colaboración, compartiendo las mejores prácticas y animando a más empresas y personas, a nosotros como individuos, a actuar de un modo responsable en beneficio de todos”.

La firma de los Principios de Banca Responsable representa el compromiso de alinear estratégicamente el negocio a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y al Acuerdo de París sobre el cambio climático. Se trata de asumir un papel activo y rendir cuentas públicamente sobre el impacto social, ambiental y económico del sector. De esta forma, inversores, políticos, reguladores, clientes y la sociedad en general pueden comparar bancos y exigir responsabilidades en función de su implicación con un mundo sostenible. “Santander se compromete a ser transparente sobre su impacto, tanto positivo como negativo, sobre las personas y el planeta. Y a usar sus productos, servicios y relaciones para apoyar y acelerar todos los cambios fundamentales en nuestras economías y estilos de vida que sean necesarios para alcanzar una prosperidad compartida, tanto por las generaciones actuales como por las futuras”, señalan desde la entidad.

El gigante financiero fue uno de los primeros bancos internacionales en unirse a la iniciativa de banca responsable promovida por Naciones Unidas, cuando apenas sumaban 29 bancos. Ahora esta coalición está integrada por 130 entidades de todo el mundo que representan más de 47 billones de dólares en activos.

 

 “Un sector bancario que prevé los riesgos asociados al cambio climático y otros desafíos medioambientales no solo podrá impulsar la transición hacia una economía de bajas emisiones de carbono y resiliente al cambio climático, sino que además se beneficiará de ello”, afirmó Inger Andersen, director ejecutivo del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (UNEP) durante la firma. “Cuando el sistema financiero traslada su capital de inversiones marrones (no sostenibles) con un alto consumo de recursos hacia otras que respaldan la naturaleza como solución, todos salimos ganando a largo plazo”. No en vano, el sector concentra dos tercios de la financiación a nivel mundial, por lo que resulta evidente el importante papel que desempeña en el logro de estas metas.

La banca sostenible, seña de identidad

El concepto de banca sostenible y responsable se ha convertido en una seña de identidad del grupo cántabro y en el pilar sobre el que se asienta su estrategia de negocio. Y Ana Botín, que ha dejado claro en numerosas ocasiones su firme intención de liderar esta transformación, es su máxima defensora.

Uno de los reconocimientos más recientes a este esfuerzo es la valoración que otorga al banco el Dow Jones Sustainability Index (DJSI) 2019, índice de referencia internacional que mide el impacto económico, medioambiental y social de 175 bancos de todo el mundo. En su última revisión -hecha pública este mismo mes- Santander da el gran salto: tras nueve años liderando el ranking de la banca española, DJSI reconoce al Santander como el banco más sostenible del mundo.

El compromiso de la entidad se concreta en números. El banco definió con detalle el pasado julio los 10 objetivos que concretan su compromiso para contribuir a los ODS de las Naciones Unidas y garantizar que desarrolla su actividad de una manera responsable. Entre ellos, facilitar más de 120.000 millones de euros en financiación verde entre 2019 y 2025 y la inclusión financiera de más de 10 millones de personas en ese mismo período, mediante la expansión de las operaciones de microfinanciación del banco, programas de educación financiera y otras herramientas para proporcionar acceso al sistema financiero.

Además, aumentará la energía que utilice de origen renovable del 43% al 60% en el 2021 y hasta el 100% en el 2025 en los países donde sea posible certificarlo. También eliminará progresivamente en tres años todo el plástico de un solo uso innecesario en sus sucursales y edificios corporativos. Y se ha comprometido a conceder 200.000 becas, prácticas y programas de emprendimiento del 2019 al 2021, y ayudar en ese periodo a cuatro millones de personas a través de distintos programas de acción social en las comunidades donde opera.

Entrevistas

Crónica de bolsa

Lo más leído

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies