Año escolar en el extranjero

Aquellos estudiantes de 4º de la ESO o 1º de Bachillerato (salvo casos especiales) que quieran aprender inglés, pueden hacerlo pasando un año escolar en el extranjero, concretamente 9 meses aproximadamente en un país de habla inglesa como Estados Unidos, Canadá, Irlanda o Inglaterra.

Allí vivirá con una familia angloparlante como un miembro más, asistirá a un High School donde hará amigos, estudiará y hará deporte u otras actividades que le gusten, en un ambiente 100 % inglés. Este año se convalida en España, de manera que a la vuelta, el alumno puede continuar los estudios sin ningún obstáculo burocrático.

Este programa o aventura va dirigido a familias que conocen la importancia de una buena formación académica de evolución y madurez personal, y están dispuestos a realizar dos esfuerzos importantes. Por un lado, el esfuerzo económico, que analizándolo, bien es mucho más rentable que enviar a los hijos cada verano a Inglaterra o Estados Unidos para que vayan mejorando su inglés poco a poco. Y por otro lado, el esfuerzo emocional. Siempre parecen demasiado jóvenes e indefensos y, sobre todo, cabe la duda sobre cómo será posible estar sin ellos durante tanto tiempo.

Pasos a seguir para pasar un año escolar en el extranjero para aprender inglés

El primer paso que se debe dar como padre o madre es informarse y aclarar todas las dudas. Informarse de una manera precisa y personal con tiempo es una obligación. Este programa requiere tiempo para pensar, planificar y, más tarde, ejecutar.

Hay que pensar qué se necesita para poder pasar un año escolar en el extranjero aprendiendo inglés. Se necesita una empresa seria, con experiencia, rápida en la resolución de problemas y cercana, antes, durante y a la vuelta con el proceso de convalidación del curso.

A la hora de valorar el precio, hay que analizarlo bien. Hay servicios que dependiendo de la organización están incluidos o no, y que hacen variar el precio final de una manera muy importante. El viaje, las tasas de convalidación, los visados y los seguros médicos de accidentes, responsabilidad civil, así como el seguro de cancelación por suspensos, son costosos, con lo cual, hay que valorar bien todo o dejarse informar por personas que llevan años trabajando en este programa.

Hay algo que siempre tranquiliza, y es que el alumno que emprende este viaje es menor de edad y, por lo tanto, estará durante todo el programa totalmente arropado por tutores en el colegio, familia y coordinadores y, además, sujeto a varias reglas que como menor tiene que aceptar en un documento que firma. Entre ellas, la prohibición de las 3 famosas DS; no Drinking, no Driving, no Smoking.

Los objetivos que se consiguen son madurar, abrir los ojos y el corazón a otras culturas y modos de vivir y, con ellos, ser más flexibles y considerados. En el aspecto lingüístico, consolidar el conocimiento del inglés y conseguir una comprensión y expresión óptima, que será una herramienta que marcará su vida académica y laboral. El alumno utilizará el inglés en su vida con total naturalidad y eso será un empujón importantísimo para su futuro.

Desde Velvet School pueden informar de todos los aspectos y resolver las dudas que puedan surgir sin ningún compromiso. Su trabajo es dar a conocer este fabuloso regalo para un hijo que hará que su futuro brille más.