Arrancan en República Checa unas elecciones marcadas por los Papeles de Pandora

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Los colegios electorales abren este viernes en República Checa para unas elecciones parlamentarias que han estado marcadas en su última semana por la aparición del primer ministro, Andrej Babis, en los Papeles de Pandora, una investigación periodística que vuelve a sembrar la duda financiera sobre el dirigente checo.

Ya el miércoles se iniciaron las votaciones en 82 centros habilitados para que las personas en cuarentena por la pandemia de COVID-19 pudiesen votar sin bajarse del coche, pero no es hasta este viernes a las 14.00 horas cuando abren los colegios electorales para el común de la población.

Más de ocho millones de personas están llamadas a votar hasta el sábado para repartir los 200 escaños que conforman la Cámara de Diputados. Una vez cerrados los colegios electorales, se sabrá si Babis puede seguir gobernando y con qué margen de maniobra.

Su partido, Alianza de Ciudadanos Descontentos (ANO) parte como favorito, con una ventaja inferior a la que goza actualmente y a falta de ver cómo afectan a los resultados las polémicas de los últimos días, a las que Babis, de 67 años, se ha enfrentado con argumentos que niegan la presunta ilegalidad y aluden a supuestos intereses partidistas ocultos.

Los Papeles de Pandora, destapados por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación, vinculaban al primer ministro checo con empresas en paraísos fiscales a través de las cuales se habrían comprado propiedades de lujo en Francia. De esta forma, se mantenía en secreto quién era el verdadero dueño.

ANO (‘Sí’, en checo) podría tener que esperar al resultado de su socio de coalición, el Partido Socialdemócrata Checo (CSSD), que corre el riesgo de quedarse fuera del Parlamento si, como apuntan algunas encuestas, no supera el umbral mínimo del 5 por ciento.

Así, no se descarta que Babis pueda terminar por inclinarse a la ultraderecha e incluso a sus antiguos compañeros comunistas para conservar un poder que ostenta desde 2017.

El bloque oficialista tendrá ante sí una amalgama de intereses que han intentado agruparse en dos alianzas opositoras: Spolu (Juntos), que aglutina a varias formaciones de centro-derecha, y un bloque de izquierdas liderado por el Partido Pirata, favorable a estrechar lazos con la UE.

LAS POLÉMICAS DE BABIS

La de los Papeles de Pandora no ha sido la única polémica de Babis, un multimillonario reconvertido a político que, desde que llegó al poder en 2017, ha tenido que hacer frente a todo tipo de críticas. República Checa ha sido uno de los países del mundo con mayor número de fallecidos per cápita por COVID-19 y vive entre suspicacias constantes de Bruselas.

En la Unión Europea preocupa una deriva similar a la de Polonia o Hungría, con cuyos gobiernos comparte posiciones en temas clave como la inmigración, pero también la faceta empresarial del propio Babis, especialmente por los fondos europeos que habría recibido su conglomerado y que observa con lupa la Fiscalía.

El papel de República Checa dentro del bloque también será clave de cara a su próxima presidencia rotatoria en el segundo semestre de 2022.

LA FIGURA DEL PRESIDENTE

En el escenario actual, la figura del presidente parece clave. Al jefe de Estado, Milos Zeman, le corresponde designar a la persona encargada de formar Gobierno, y ya se ha mostrado favorable a su aliado Babis, que podría recibir incluso un mandato sin límite temporal para negociar una hipotética coalición.

Sin embargo, Zeman, de 77 años, se ha visto obligado a limitar su agenda pública por el empeoramiento de su estado de salud y en septiembre estuvo ocho días ingresado en un hospital. El presidente, que padece diabetes y una enfermedad del sistema nervioso, utiliza habitualmente una silla de ruedas.

En caso de que el mandatario no pudiese asumir la potestad para dar inicio formal a las negociaciones políticas, expertos constitucionales opinan que la tarea recaería en el presidente de la Cámara de Diputados, según la agencia de noticias Bloomberg.