AyF Asesores, expertos en tarjetas revolving. ¿Por qué tener cuidado con ellas?

Las estafas bancarias son cada vez más frecuentes y una de las modalidades más conocidas es la que se ejecuta a través de las tarjetas revolving. El problema de este sistema es que, en lugar de saldar las deudas, estas terminan aumentando debido a los elevados intereses que se cobran.

Ante estas situaciones, lo recomendable es recurrir a un despacho de abogados especializado en iniciar acciones legales contra los bancos que se niegan a cooperar con el deudor, siendo AyF Asesores una compañía ideal para abordar estos casos en España.

El peligro de las tarjetas revolving, un mecanismo que agudiza los problemas económicos de las personas

En los últimos años, las tarjetas revolving se han ganado un lugar en la sociedad mediante la publicidad en los grandes medios de comunicación, pese a brindar escasa información sobre su metodología de financiación.

Uno de los peligros más claros con relación a su uso es que los intereses que se generan a raíz de la deuda pueden crecer mensualmente si la suma a pagar no se amortiza en su totalidad. Esto significa que, al no pagar el 100 % de la cuota pactada, los consumidores tardan más tiempo en desprenderse de sus deudas, obligando a la persona a continuar vinculada con la entidad bancaria durante meses o, incluso, años.

La falta de información, los intereses elevados y el crecimiento sostenido de un endeudamiento, sin salida, resultan los motivos más preocupantes por los cuales las tarjetas revolving se han convertido en un enemigo al que hay que evitar.

Preocupación por las deudas que generan las tarjetas revolving

Ya no se trata de un caso aislado, sino que miles de personas en España sufren de abusos por la utilización de tarjetas revolving.

Entre los motivos más habituales por los que las víctimas deciden iniciar acciones legales contra las empresas que comercializan este tipo de tarjetas, destacan la falta de transparencia de parte de las entidades, quienes solo anuncian los “beneficios” sin alertar sobre el desproporcionado aumento de las cantidades a pagar mensualmente, la usura entendida como una metodología que deviene en intereses abusivos, el anatocismo, que es cobrar intereses de intereses y el acoso constante de parte de las compañías financieras hacia los deudores mediante llamadas telefónicas a cualquier hora del día.

Frente a este escenario, el Tribunal Supremo ha considerado que las tarjetas revolving son abusivas porque infringen la Ley de Represión de la Usura; “Será nulo todo contrato de préstamo en que se estipule un interés notablemente superior al normal del dinero y manifiestamente desproporcionado con las circunstancias del caso o en condiciones tales que resulte aquel leonino, habiendo motivos para estimar que ha sido aceptado por el prestatario a causa de su situación angustiosa, de su inexperiencia o de lo limitado de sus facultades mentales”.

Si el objetivo es canalizar un reclamo judicial vinculado a tarjetas revolving, lo primordial es recurrir a un lugar especializado y profesional. En AyF Asesores cuentan con más de 25 años de experiencia en el asesoramiento a particulares que sufren este tipo de estafas.