Bankinter gana un 10,1% menos en el primer trimestre tras provisionar 107,3 millones por la crisis del Covid-19

Bankinter obtuvo un beneficio neto de 130,3 millones de euros durante el primer trimestre del año, lo que supone un descenso interanual del 10,1%, tras realizar provisiones de 107,3 millones para prevenir un eventual deterioro futuro del negocio por la crisis del Covid-19.

Las cuentas cargan con una dotación de 107,3 millones que casi duplican los 55,1 millones de un año antes y bajan el beneficio, pese a que todos sus márgenes mejoraron en trimestre, según detalló hoy el banco a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Por vez primera, la entidad presenta dos cuentas separadas: la de la actividad bancaria y la de Línea Directa Aseguradora, como resulta preceptivo una vez que su Junta aprobó distribuir el capital de la filial aseguradora entre sus accionistas como paso intermedio a sacarla a Bolsa.

Así, el resultado antes de impuestos de la actividad bancaria se saldó al cierre del trimestre con 140 millones de euros, un 17,2% menos que a marzo de 2019, y con un beneficio neto de 101,1 millones, un 17,4% inferior, por las provisiones.

Cuando se le agrega a la actividad bancaria los 29,1 millones de resultado de Línea Directa, el beneficio neto del Grupo Bankinter subió a los 130,3 millones de euros, lo que supone un 10,1% menos que en el mismo periodo de 2019.

La entidad explicó que inicia 2020 con una actividad y un negocio con clientes “que mantienen toda la fortaleza y el vigor del pasado ejercicio pese a las dificultades del entorno de tipos actual y el impacto económico, todavía incipiente, provocado por el coronavirus”.

Encara la situación con una posición robusta en términos de calidad y fortaleza de balance. Su rentabilidad medida sobre recursos propios (ROE) se situó en un 10,23% y la solvencia calculada sobre el ratio de capital más exigente CET1 fully loaded alcanzó el 11,47%, lo que supone 327 puntos básicos por encima de lo que le exige el Banco Central Europeo (BCE).

En cuando a la liquidez, otro ratio que cobra importancia en escenarios de tensión e incertidumbre en los mercados como los actuales, el banco cubre con depósitos de clientes al 99,5% los créditos que otorga a clientes y solo prevé vencimientos de deuda por valor de 800 millones para este año.

En términos de riesgos o insolvencias, su morosidad está acotada en un 2,58% frente al 2,87% de hace un año y el balance carga con apenas 274,3 millones de euros en activos adjudicados frente a los 328,6 millones de un año atrás.

En cuanto a la cuenta de resultados, registró crecimientos en todas las rúbricas principales: el margen financiero aumentó un 14,1% interanual pese al escenario de bajos tipos de interés, el bruto subió un 8,2% y el margen de explotación un 10,3%, pese a que los costes crecieron un 5,6% por la integración de EVO Banco y Avantcard.

CRECE AL 9,4% EL NEGOCIO CREDITICIO

Según el banco, el resultado recoge el favorable pulso comercial: su cartera de activos totales aumentó un 10,6%y alcanzó los 86.586,9 millones de euros, con crecimientos del 9,4% en la inversión crediticia con clientes y del 15% en los recursos minoristas administrados.

Sólo en España su negocio crediticio aumentó un 6%, incluso sin tener en cuenta la integración de EVO Banco y pese a que el conjunto de la banca redujo esta cartera un 1%. En el nicho estanco de hipotecas la nueva producción creció un 4%

Por divisiones, la cartera crediticia con empresas aumentó un 8,2%, aunque en España sufrió una reducción del 6,9%; y el patrimonio administrado en banca privada mermó un 4% por el ‘efecto mercado’, pero en banca personal mantuvo el volumen gestionado en 22.500 millones de euros.

En financiación al consumo, donde opera a través de Bankinter Consumer Finance y Avantcard, elevó un 9% el número de clientes, hasta los 1,7 millones; y otro 16% la financiación otorgada. Y en EVO Banco, captó 56.800 nuevos clientes en el trimestre (su cartera ya alcanza los 494.000) y ya gestiona 3.200 millones de euros en depósitos.

Linea Directa logró a su vez un beneficio neto de 29 millones, un 9% más, tras crecer un 3% el número de asegurados y un 2% en la facturación por primas. Así su rentabilidad medida en recursos propios (ROE) escaló al 33%.

A pesar de las restricciones a la movilidad, el banco subrayó su potencia a través de canales digitales para mantener la actividad. Desde el pasado 13 de marzo, indicó que ha aumentado un 21% la capación online de clientes y un 8% las ventas digitales hasta alcanzar un 43% sobre el total. Hasta 5.076 de sus 6.000 empleados trabajan desde sus domicilios.

Entrevistas

Crónica de bolsa

Lo más leído

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies