Bazán Abogados ofrece asesoría jurídica en Ley de Propiedad Horizontal y la normativa de tender ropa

La costumbre de tender ropa en los balcones o en los patios de luces es un fenómeno extendido en la sociedad desde hace años. Sin embargo, no es una conducta exenta totalmente de limitaciones, de acuerdo a lo establecido en el artículo 7 de la Ley de Propiedad Horizontal.

Una correcta asesoría jurídica aclararía, además, a cualquier vecino que ciudades como Madrid, Barcelona y Valencia tienen regulaciones municipales relacionadas con el tema. Juristas especializados en Propiedad Horizontal de Bazán Abogados añaden que, igualmente, se deben atender las normas existentes en los estatutos de las comunidades de vecinos.

Hay que prestar atención a la normativa vigente

Bazán Abogados es un bufete ubicado en Madrid donde trabaja un equipo de profesionales del Derecho especializado en las áreas Laboral, Mercantil y Civil. Dentro de este último campo, son expertos en casos de Propiedad Horizontal, donde han resuelto centenares de conflictos de comunidades y vecinos. Aseguran que, para ello, sus expertos legales están actualizados sobre la legislación vigente.

A propósito, la Ley de Propiedad Horizontal prohíbe de manera expresa al propietario u ocupantes de un inmueble desarrollar acciones que puedan afectar a vecinos. El artículo 7 precisa “que contravengan las disposiciones generales sobre actividades molestas, insalubres, nocivas, peligrosas o ilícitas”. Con ese parámetro, algunas ciudades han decidido reglar los tendederos de ropas.

Un ejemplo de ello es Madrid, donde se considera que tender la ropa en los balcones afecta la estética de la fachada de los edificios. Por ello, establece que quienes incumplan con esta prohibición se exponen a una multa de 750 €. La intención que han manifestado las autoridades es la preservación del patrimonio arquitectónico, paisajístico, histórico y cultural de la ciudad.

Las comunidades de propietarios

Los juristas de Bazán Abogados advierten que las personas que residen fuera de las ciudades que han regulado sobre esta materia, también deben acatar normas. Este bufete madrileño sostiene que, en la mayoría de los casos, existen reglas dentro de los estatutos de las comunidades de vecinos. De hecho, para tender ropa en el balcón o en el patio de luces se debe contar con una autorización de estas instancias.

En la práctica, la mayoría de las juntas de propietarios niegan cualquier permiso para estos efectos. En la actualidad, los vecinos priorizan la estética y sostienen que esta costumbre le resta belleza a la apariencia de las fachadas. Esto repercute en el valor de los inmuebles en el mercado y puede llegar a ser un obstáculo para vender una vivienda.

El problema de la afectación de las fachadas por el tendido de la ropa es muy complejo porque se deben atender normativas en distintas instancias. Es por ello, que se hace indispensable contar con asesoría jurídica especializada para responder a posibles conflictos ocasionados por este tema. Bazán Abogados sostiene que es indispensable resolver los conflictos de manera legal para que las resoluciones sean acatadas permanentemente.