BBVA mejora las condiciones del ERE y reduce a 3.331 los despidos

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

BBVA ha mejorado su propuesta económica para los afectados por el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que acometerá la entidad y ha aceptado reducir el número de afectados a 3.331 mediante la recolocación de 467 trabajadores en los centros de atención remota.

Según informaron a Europa Press fuentes sindicales presentes en la mesa negociadora del Expediente de Regulación de empleo (ERE), el banco ha propuesto incrementar de 350 a 467 el número de empleados que pasarían a puestos del departamento remoto, lo que reduciría la cifra total de despidos a 3.331 afectados, frente a los 3.798 despidos planteados inicialmente.

El sindicato CC.OO. propuso la semana pasada aumentar el número de empleados que pueden recolocarse en los centros de atención remota para reducir el volumen de despidos, sujeto al cumplimiento de determinadas condiciones para dicho departamento.

BBVA ha aceptado modificar el ‘Acuerdo Contigo’ para integrar en él las condiciones exclusivas de los centros de gestión remota, reducir las tardes de trabajo de 130 a 125, eliminar la obligatoriedad de trabajar en festivos y fiestas mayores, permitir el teletrabajo en las tardes de julio y un día completo a la semana en el resto de meses, conceder un descanso de diez minutos cada dos horas y la adhesión voluntaria a los centros de atención remota.

Asimismo, el banco ha propuesto un compromiso de permanencia indefinido, la adscripción voluntaria de los gestores ‘Contigo’ actuales y la eliminación del tope del 25% de plantilla en el acuerdo.

BBVA ha ofrecido que 467 personas no sean despedidas sino trasvasadas a los centros de atención remota, lo que rebaja la cifra de afectación del ERE hasta 3.331 personas. Eso sí, en caso de que no haya acuerdo, la adscripción al departamento será forzosa.

CC.OO. ha hecho una valoración positiva de la propuesta de BBVA, pero ha manifestado su rechazo a la adscripción forzosa si no hay acuerdo, a la reducción a 125 tardes (habían propuesto 115), al compromiso indefinido de permanencia y a la eliminación del tope del 25% de la plantilla.

Además, el sindicato cree que, en caso de acuerdo, la cifra de puestos trasvasados a gestión remota podría incrementarse para reducir los afectados por el despido colectivo.

MEJORAN LAS CONDICIONES ECONÓMICAS

BBVA ha mejorado algunas de las condiciones económicas que inicialmente propuso para las salidas. A aquellos empleados de entre 58 y 62 años les ofrece prejubilarse con el 70% del salario hasta los 63 años (la propuesta anterior era del 65%), con una revalorización del 1%, deducción de la prestación por desempleo y subsidio, en su caso.

Para los empleados de 63 años o más, mantiene su propuesta de indemnizarles con 20 días por año trabajado, con un máximo de 12 mensualidades.

Para los trabajadores de 56 a 57 años, a los que ofrecía una renta temporal del 60% del salario hasta los 61 años, ahora ofrece pagarles cuatro veces el 65% de su sueldo y un convenio especial hasta los 61 años.

Como novedad, ha propuesto pagar cuatro veces el 65% del salario a los trabajadores de entre 52 y 55 años que abandonen la entidad, hasta un máximo de 250.000 euros, con un convenio especial hasta los 61 años y una prima de voluntariedad de 2.000 euros por trienio.

Estas condiciones son en todos los casos para empleados que tengan una antigüedad superior a 15 años en el banco. Para el resto de personal, BBVA propone una indemnización de 30 días por año trabajado, con un máximo de 20 mensualidades, y una prima por voluntariedad de 2.000 euros por trienio. Esta propuesta ha sido mejorada desde la oferta inicial de 27 días por año trabajado, hasta 18 mensualidades y sin prima por voluntariedad.

La próxima reunión de la mesa negociadora del ERE de BBVA tendrá lugar el próximo 20 de mayo.

La mejora en las condiciones económicas del ERE tienen lugar después de que el Ministerio de Trabajo, a través de la Dirección General de Trabajo, haya requerido formalmente a BBVA que sea “estrictamente riguroso” con las formalidades del periodo de consultas del ERE, cuyas primeras medidas a debatir deben estar destinadas a evitar o reducir los despidos planteados por el banco.

En un escrito de advertencia enviado a la entidad, le avisó de la obligatoriedad de que en el periodo de consultas se debatan en primer lugar las medidas dirigidas a evitar o reducir los despidos colectivos y a atenuar sus consecuencias respecto de las personas afectadas, mediante el recurso a medidas sociales de acompañamiento.

Por otro lado, las organizaciones sindicales convocaron movilizaciones en varias ciudades españolas para protestar por el ERE. El pasado 10 de mayo unos 6.000 trabajadores se concentraron en 15 ciudades españolas, mientras que el 17 de mayo fueron más de 6.500 personas en 21 ciudades.