La fusión de BBVA y Sabadell crearía el segundo mayor banco de España

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Las direcciones de ambas entidades negocian desde el pasado mes de julio su fusión. BBVA y Sabadell enviaron en la jornada de ayer un comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) en el que confirmaban el inicio de las conversaciones. En caso de fraguarse, la fusión supondría la creación del segundo banco español en volumen de activos. La operación está aún en fase preliminar. 

El objetivo de ambas entidades es la creación de un ‘superbanco’ capaz de amenazar el liderazgo de la fusión entre CaixaBank y Bankia. Surgida el pasado mes de septiembre, esta unión alcanza los 665.470 millones de euros en activos. La fusión entre BBVA y Sabadell superaría los 596.000 millones en activos, unos 69.000 por debajo que le permitirían competir por el primer puesto nacional.

El Banco Sabadell ha confirmado el inicio del due diligence. La entidad catalana ha contratado a Goldman Sachs; mientras que BBVA se ha apoyado en JP Morgan para analizar en profundidad la operación. Hasta la finalización de este proceso –que durará aproximadamente 1 mes–, la fusión no será aprobada.

BBVA afronta esta operación tras la venta de su filial en Estados Unidos por un valor que ronda los 10.000 millones de euros. Con este movimiento, la entidad generó una plusvalía neta de 580 millones de euros y un aumento del patrimonio de unos 1.400 millones, una cantidad que permite a la compañía dirigida por Torres Vila encarar el proyecto.

CONSECUENCIAS PARA EL MERCADO

Tras el anuncio, ambas entidades vieron disparado su valor en bolsa. BBVA consiguió ayer un alza del 15,8%, hoy se sitúa 5 puntos por debajo. Por su parte, Sabadell obtuvo una subida del 24,5% y en la jornada de hoy se ha estabilizado en el 1% después de subir hasta el 5%.

La presión recae ahora sobre Santander. La entidad dirigida por Ana Botín ocuparía el tercer lugar en España, con un volumen de activos superior a los 350.000 millones de euros. 

La fusión implica una amenaza al empleo. Ambas entidades suman un total de 4.240 oficinas en todo el país, así como un total de 46.365 empleados. Sabadell lleva ajustando su plantilla desde el inicio de la pandemia. Tras la operación, la entidad catalana negocia un despido voluntario de unos 1.800 trabajadores. Se producirá, además, el cierre de numerosas sucursales de ambas entidades. 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies