Beatriz Ocaña habla de la importancia de la nutrición en la mujer de hoy

Las exigencias se multiplican y necesitan de un estado físico y emocional adecuado para afrontarlas con garantías. En ese sentido, el actual ritmo de vida exige a las mujeres, cada día, ser capaces de aportar el máximo: trabajo, familia, vida social, ocio.

La sensación de no tener suficiente tiempo para cumplir las expectativas favorece la aparición de hábitos nocivos que, al final, restan recursos: comida rápida, sedentarismo, no dar importancia a una buena nutrición, etc.

De ahí la importancia de la nutrición, una dieta sana y equilibrada que aporte los nutrientes necesarios en tiempo y forma es el aliado ideal para afrontar el trajín diario de la vida y desarrollar todo el potencial. Si bien, se conoce la importancia de contar con una dieta equilibrada para cubrir todas las exigencias del mundo laboral y personal en el que se desarrollan las mujeres, muchas priorizan el área laboral y familiar y se olvidan de cuidarse ellas mismas y de llevar una dieta saludable.

Por este motivo, la nutricionista Beatriz Ocaña ofrece diversos programas de nutrición personalizada que ayudan a conseguir la mejor versión de uno mismo. El objetivo consiste en lograr que una vida saludable esté al alcance de todas las mujeres.

Llevar una vida saludable está al alcance de todas

El cuerpo de la mujer sufre diferentes cambios a lo largo de su desarrollo vital. Concretamente a partir de los 40 años se producen diferentes transformaciones hormonales que, a la vez coincide con una etapa de la vida de máxima actividad laboral y personal. Mantener una alimentación equilibrada que controle estos cambios y también aporte los nutrientes necesarios, es clave. Además, llevar unas pautas de estilo de vida, como el aumento de la actividad física, descanso efectivo, exposición solar controlada y horarios regulares ayudaran a la mujer a desarrollarse al máximo.

Para ello, la nutricionista profesional Beatriz Ocaña, garantiza un plan de alimentación sencillo y personalizado a las necesidades de cada mujer. Para hacerlo, primero se realiza una primera sesión con una entrevista para conocer a la persona, el motivo de la visita, y se recoge información sobre hábitos dietéticos, historia médica personal y familiar, actividad diaria y física, horarios, hábitos de sueño, aficiones, etc. Posteriormente, la nutricionista Beatriz Ocaña estudia toda la información y realiza un plan personal de nutrición y estilo de vida que se explica a la clienta en la siguiente sesión.

Si bien la necesidad de una alimentación equilibrada no es exclusiva del género femenino, las mujeres, en algunas etapas de la vida, requieren más de ciertos nutrientes. Por ejemplo, en la perimenopausia, periodo de duración variable hasta llegar al momento de la menopausia, es importante identificar los nutrientes que necesita la mujer para que este periodo constituya una transición amable y evitar, en lo posible, la aparición de los problemas físicos y emocionales de la menopausia.

Recomendaciones para llevar una dieta equilibrada

Actualmente, existe una gran cantidad de información en internet y redes sociales sobre dietas y planes de alimentación. Sin embargo, es fundamental visitar a un nutricionista experto cuya misión consiste en identificar las necesidades nutricionales específicas de cada persona.

Cada mujer tiene un organismo único y especial, por lo que la nutricionista Beatriz Ocaña desarrolla una planificación alimentaria que se ajusta al estilo de vida de cada una. En primer lugar, se realiza una sesión inicial en la que se conoce en detalle a la persona, seguido de una segunda sesión donde se le entrega y explica el plan de nutrición personalizado y posteriormente, se realizan citas de seguimiento para mejorar lo que sea necesario. También ofrece sesiones de concienciación emocional para mejorar la relación con la comida.