Bélgica da luz verde a los buzones para abandonar bebés

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
La institución no gubernamental de Bélgica, Corvia, ha anunciado que el gobierno belga ha dado la autorización pertinente para abrir el “primer buzón” que permitirá colocar en su interior a recién nacidos o bebés abandonados, de manera segura y anónima en Bruselas.

“Nos felicitamos, porque cada niño debería tener derecho a un futuro”, declaró la portavoz de Corvia, Mathilde Pelsers a ese medio, al tiempo que confió en poder abrir el “buzón” oficialmente a principios de octubre.

El proyecto tenía pensado iniciar su puesta en marcha en 2017, sin embargo, el alcalde de la ciudad, Pierre Muylle, no dio el visto bueno.

Como respuesta, la ONG inició un procedimiento en el Consejo de Estado para anular la decisión del funcionario.

Su argumento es que no están incitando al abandono de los niños, sino que están promoviendo medidas para que, los padres que busquen esta opción, tengan más certezas de que el bebé estará seguro.

El buzón está construido en forma de cuna, la diferencia es que cuenta con calefacción y una puerta, que al ser empujada, se abre para depositar al bebé. Una vez que se cierra, no se puede volver a abrir, a menos que se tenga la llave. En ese momento un sistema de alarma da aviso a la empresa para su recogida.

Además, uno de los factores más importantes, es que la cuna cuenta con una pieza única de un rompecabezas, para que el bebé pueda ser identificado. También se ofrece la opción de que el padre o madre deje sus datos.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies