Biden critica el plan de Kellogg de despedir a más de 1.000 empleados en huelga

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Compartir en print

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, expresó este viernes su “profunda preocupación” ante los planes de la multinacional Kellogg, fabricante de cereales de desayuno, de “reemplazar permanentemente” a 1.400 empleados en huelga.

En un comunicado, Biden subrayó que las negociaciones colectivas son “una herramienta esencial” para proteger los derechos de los trabajadores que deberían estar libres de “amenazas e intimidaciones” de sus empleadores.

Por ese motivo, afirmó estar “profundamente preocupado” por las informaciones sobre los planes de Kellogg de “sustituir permanentemente” a los trabajadores en huelga mientras transcurren las negociaciones entre su sindicato y la empresa.

La multinacional anunció el martes en un comunicado la medida justificándola por “el prolongado parón del trabajo”.

“No nos ha dejado otra elección que contratar sustitutos permanentes para las posiciones dejadas por los trabajadores en huelga”, dijo la empresa, que expresó su “decepción” por el rechazo de los huelguistas a su oferta en cuatro de sus plantas de cereales en EE.UU.

Para Biden, esa medida constituye “un ataque existencial al sindicato, y los trabajos y vidas de sus miembros”.

“Me he opuesto por largo tiempo a sustituciones permanentes de huelguistas y apoyo firmemente una legislación que prohibiría esa práctica”, dijo.