Brufau más preocupado por jugar al golf en Escocia que por los malos resultados de Repsol

Una de las mayores pasiones del actual Presidente de Repsol Antoni Brufau, conocida y compartida con sus más allegados, ya sean amigos familiares o directivos de su compañía, es el golf. Como todo el mundo sabe la cuna del golf, donde cualquier jugador que se precie querría jugar, al menos una vez en la vida es Escocia, y más en concreto en “sancta sanctorum” de este deporte es el mítico campo de St Andrews, donde Severiano Ballesteros y todos los profesionales del golf han afilado sus palos para tratar de salir triunfadores y superar al campo.

St Andrews está solo al alcance de muy pocos privilegiados, reservar con mucha antelación, disponer de un buen handicap y ser persona ilustre y con “posibles” hace que sea un placer de dioses poder pasear por sus 18 hoyos.

Antoni Brufau tiene la suerte que dos de sus principales ocupaciones, el golf y la empresa que preside tengan presencia en Escocia y pueda compatibilizar el trabajo y visita a la sede de Repsol en el país de William Wallace con la práctica del golf en el mejor escenario posible para un golfista de pro.

Por otro lado Repsol ha anunciado que registró un beneficio neto de 1.133 millones de euros en el primer semestre de 2019, lo que supone una caída del 26,7% frente a los 1.546 millones del mismo periodo del ejercicio anterior, en el que se incluyó la plusvalía de 344 millones de euros proveniente de la venta de su participación en Naturgy.

Según ha informado la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), el beneficio neto ajustado, que mide específicamente el comportamiento de los negocios, fue de 1.115 millones de euros, un 1,5% inferior al de hace un año.

Además de la ausencia de plusvalías, Repsol apunta que “estos sólidos resultados se consiguieron en un contexto de precios más bajos del crudo, caída de los márgenes internacionales de refino y con la suspensión de la producción en Libia durante, prácticamente, la mitad del semestre”.

El negocio de Upstream obtuvo un resultado de 646 millones de euros, similar al del primer semestre de 2018, en un periodo en el que la compañía realizó el mayor descubrimiento en tierra registrado en 2019 e inició la producción del proyecto ‘Buckskin’, en el Golfo de México estadounidense.

Por su parte, el resultado de Downstream alcanzó los 715 millones de euros, frente a los 762 millones del mismo periodo de 2018. El negocio comercial continuó impulsando su actividad innovadora e inauguró el primer punto de recarga ultra-rápida de la península. Además, incorporó a su cartera tres proyectos renovables en desarrollo con una capacidad total de 800 megavatios (MW).

Entrevistas

Crónica de bolsa

Lo más leído

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies