Burberry ficha al jefe de Versace como nuevo consejero delegado

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Compartir en print

Burberry ha anunciado el nombramiento de Jonathan Akeroyd, consejero delegado desde junio de 2016 de la italiana Gianni Versace, como nuevo máximo ejecutivo de la firma textil británica, que ocupará de manera efectiva a partir de abril de 2022.

Akeroyd, de 54 años y nacionalidad británica, sucederá así en el cargo de consejero delegado de Burberry a Marco Gobetti, quien abandonará la firma a final de año para dirigir el grupo italiano Salvatore Ferragamo.

Con anterioridad a su nombramiento como consejero delegado de Gianni Versace, Akeroyd fue director ejecutivo de Alexander McQueen entre 2004 y 2016, periodo en el que lideró un cambio radical de la marca de lujo británica y sentó las bases para su expansión global.

Asimismo, ha ocupado varios puestos de alto nivel en el sector de la moda en los grandes almacenes Harrods, con sede en Londres.

El nuevo consejero delegado se incorporará a Burberry el 1 de abril de 2022 y reportará al presidente Gerry Murphy y al consejo de administración.

Según ha informado la firma británica, Akeroyd percibirá un salario anual de 1,1 millones de libras esterlinas (1,3 millones de euros), así como una prestación anual en metálico de 50.000 libras (59.000 euros), además del derecho a un bonus por objetivos de entre el 100% y el 200% del salario y un plan de acciones de la compañía del 162,5% del salario.

El nuevo consejero delegado de la firma británica tendrá derecho también a primas en efectivo y en acciones que se otorgarán en los ejercicios fiscales 2021/22, 2022/23, 2023/24 y 2024/25 para compensar los incentivos en efectivo y acciones de su empleador actual que perderá al incorporarse a Burberry y cuyo montante agregado será de unos 6 millones de libras (7,1 millones de euros).

Capri Holdings, propietaria de Versace, ha indicado que Akeroyd dejará el cargo para aprovechar la oportunidad de regresar al Reino Unido y estar más cerca de su familia, añadiendo que el ejecutivo permanecerá en la firma italiana hasta el 31 de marzo de 2022 y trabajará con John D. Idol, presidente y consejero delegado de Capri Holdings, para garantizar una transición ordenada.