Calviño afirma que España hará todo lo posible para que la UE mire a América Latina y Caribe como socio clave

La vicepresidenta primera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital en funciones, Nadia Calviño, ha asegurado que España hará «todo lo posible» por que Europa mire a América Latina y al Caribe como un «socio clave» para diseñar el nuevo orden internacional basado en el multilateralismo, los valores democráticos y el desarrollo social y crecimiento sostenible.

Así la señalado Calviño durante su intervención en la conferencia organizada por CAF (Banco de Desarrollo de América Latina y el Caribe) en Madrid, bajo en título ‘Unión Europea y América Latina y el Caribe: una agenda conjunta para el desarrollo’.

La responsable económica del Gobierno en funciones ha apuntado que España tiene un papel clave que jugar como puerta entre los dos continentes, dada la relación estratégica que supone, especialmente en estos tiempos turbulentos que se están viviendo en todo el mundo.

«En estos años lo hemos visto todo: la pandemia, una guerra a las puertas de Europa, ahora estamos viendo esas catástrofes naturales que no sobrecogen a todos a lo largo de todo nuestro mundo y en este contexto de retos globales de tensiones geopolíticas, de fragmentación comercial, creo que el compromiso con el multilateralismo y con la cooperación es particularmente importante», ha recalcado Calviño.

Según ha recordado la vicepresidenta, el comercio entre ambas regiones ha aumentado casi un 40% los últimos 10 años. Además, la Unión Europea es el mayor inversor en América del Sur, 20 veces mayor que China, y es el principal destino de los productos de alta tecnología.

«Los países europeos y latinoamericanos tenemos un papel fundamental en el contexto mundial actual porque englobamos 60 países que representamos el 14% de la población mundial y el 21% del PIB global», ha enfatizado.

Para Calviño, estas cifras «impresionantes» tienen que dar la confianza y la claridad de avanzar juntos para que ese nuevo orden internacional responda a la visión del mundo. Ahí es donde la vicepresidenta cree que España ostenta una posición que puede impulsar los acuerdos en los ámbitos más importantes para el presente y el futuro de Europa.

«Estamos en plena presidencia de la UE, nuestras prioridades están claras: impulsar esa doble transición verde y digital, profundizar las relaciones entre la Unión Europea y el Caribe y reforzar la autonomía estratégica de Europa en el ámbito Ecofin», ha asegurado.

PRIMERA REUNIÓN DE MINISTROS DE ECONOMÍA DE LA UE Y LATINOAMÉRICA

Santiago de Compostela va a reunir esta semana a países que representan en torno al 14% de la población mundial y el 21% del PIB mundial. La reunión, organizada bajo la presidencia española del Consejo Europeo, contará con la presencia de 60 ministros de Economía y Finanzas tanto de la Unión Europea como de América Latina y los países del Caribe por primera vez.

Según ha avanzado Calviño, esta reunión tiene un contenido concreto y se basa en una lista de proyectos estratégicos para América Latina y el Caribe en la que los países van a concentrar los esfuerzos tanto de la Unión Europea como de las instituciones multilaterales para poner los recursos financieros y establecer un marco de gobernanza para dar seguimiento a esos proyectos.

RIBERA LLAMA A REFORZAR LOS SISTEMAS DE ALERTA EN LATINOAMÉRICA

Por su parte, la vicepresidenta tercera y ministra de Transición Ecológica y Reto Demográfico en funciones, Teresa Ribera, ha señalado durante su intervención en la conferencia que Europa tiene un amplísimo recorrido de mejora en trabajar colectivamente en las agendas compartidas a uno y otro lado del Atlántico, ya que ello supone consolidar la democracia, la paz social y el progreso.

Ribera también ha hecho hincapié en tratar de preservar el gran capital natural del que es tan rico América Latina y que sin embargo se ve tan amenazado desde el punto de vista del funcionamiento correcto de los ecosistemas, lo que tiene incidencia e impacto inmediato en la población.

En su opinión, en una muy buena parte de los países de Centroamérica y del Caribe todavía se necesita reforzar con mucha contundencia la capacidad de alerta temprana de observación y de prevención, así como de sistemas de protección civil que garantizan que por lo menos el impacto en vidas humanas y en las infraestructuras se reduzca.