Calviño asegura que un ‘no’ de CEOE a la reforma laboral «no condicionaría» la llegada de los fondos europeos

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

La vicepresidenta primera del Gobierno y ministra de Asuntos Económicos y para la Transformación Digital, Nadia Calviño, ha asegurado este miércoles que «no es un condicionante en sí mismo» para la recepción de los fondos europeos un posible ‘no’ de la CEOE a la reforma laboral en la que está trabajando el Ejecutivo con los agentes sociales.

«Yo confío en llegar a un acuerdo tripartito, no porque nos lo exija nadie, sino porque es lo deseable», ha afirmado la vicepresidenta, que ha insistido en su «determinación» para lograr el objetivo de que la reforma laboral cuente con el aval de sindicatos y empresarios, un objetivo que, según ha dicho, comparte «absolutamente» la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz.

Calviño ha subrayado que los agentes sociales «saben» que España «se juega mucho» y ha alabado su compromiso para seguir trabajando en ese nuevo marco laboral, que «europeizará» el mercado de trabajo español, y donde lo importante, de cara a Bruselas, es que aborde problemas estructurales como la temporalidad y el paro juvenil.

Respecto a las movilizaciones y protestas de distintos sectores, como el de los transportistas o los agricultores, la vicepresidenta ha mostrado su «comprensión» y respeto a sus reivindicaciones, pero ha pedido que «no se generalice» porque la recuperación de la economía española está en marcha y es intensa.

Preguntada por si los salarios deberían subir con el IPC a tenor del fuerte repunte de los precios, Calviño cree que ahora mismo la prioridad es impulsar la recuperación económica y la creación de empleo y que «no es necesario lanzar un mensaje en ese sentido».

«Los sindicatos son conscientes de cuál es la situación. Ha habido un rebote de los precios, pero nos estamos comparando con 2020, año particularmente bajo en precios. La media del año no va a quedar tan elevada como los datos de mes y todo apunta a que se va a moderar en 2022», ha subrayado.

Para Calviño, la recuperación «ya se está notando», como reflejan los indicadores del mercado laboral, con cerca de 20 millones de afiliados a la Seguridad Social y un nivel de ocupación superior al existente antes de la pandemia. «La situación del mercado laboral es muy positiva, pero tenemos que asegurarnos de que la recuperación es rica en empleo de calidad y que sea justa y llegue a todos los ciudadanos», ha resaltado.

EL GOBIERNO QUIERE PRESUPUESTOS «CADA AÑO»

Sobre los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2022, Calviño da por hecho de que saldrán adelante y ha dicho que el objetivo del Gobierno es «tener unos Presupuestos cada año» y no prorrogarlos, aunque haya citas electorales cerca.

En relación a si se plantea revisar las previsiones macroeconómicas en las que se apoyan los Presupuestos de 2022, Calviño ha indicado que ella misma podría revisar todos los días y además varias veces las proyecciones, pero ha insistido en que se debe actuar con «prudencia» y en que ahora hay «multitud de aproximaciones» debido a la incertidumbre que genera la pandemia.

«El mercado laboral nos dice que la recuperación que está en marcha y que es muy intensa y las previsiones de Bruselas nos dicen que la recuperación es sostenida», ha subrayado Calviño, que ha añadido que, aunque se cambiara el escenario macroeconómico, los objetivos de deuda y déficit se cumplirán.

En cuanto al compromiso del presidente Pedro Sánchez de que los ciudadanos pagarán a final de año por su factura de la luz lo mismo que en 2018 en términos promedios, Calviño ha asegurado que se va a cumplir dicho objetivo y ha defendido las medidas del Gobierno para amortiguar el impacto de la subida de la electricidad en la población, con un esfuerzo fiscal del orden de 4.000 millones de euros.

En otro orden de cosas, la vicepresidenta se ha referido a la alianza entre Francia e Italia, de la que ha dicho que la ve «más en clave partidista» que como un eje de influencia.

Calviño ha indicado que, ante el inminente debate sobre las reglas fiscales en Europa, es «muy importante» el resultado de la composición del Gobierno alemán. A su juicio, sería «muy buena noticia» para España que Olaf Scholz se convierta en canciller porque, además de ser «un amigo del Gobierno de España», comprende las necesidades del proyecto europeo.

Sobre las críticas de Airbus por los fondos europeos: «Su interés es que lo suyo vaya primero»

La vicepresidenta primera del Gobierno y ministra de Asuntos Económicos y para la Transformación Digital, Nadia Calviño, ha restado importancia a las críticas al Ejecutivo por el despliegue de los fondos europeos que ha realizado Airbus en un documento interno.

«Es un documento de un ‘lobby’, de una empresa, que tiene interés en que lo suyo vaya primero en la fila», ha señalado la vicepresidenta, que ha añadido que «no hay que darle más importancia».

Calviño, en declaraciones a RNE recogidas por Europa Press, respondía así al ser preguntada por una noticia del diario ‘El País’ en la que se recoge un documento interno del fabricante aeronáutico Airbus criticando al Gobierno de Pedro Sánchez por la «falta de coordinación y liderazgo de las entidades públicas» para hacer llegar a las empresas los fondos europeos.

La vicepresidenta ha asegurado que el Gobierno «está avanzando a muy buen ritmo y con muy buena coordinación» en el despliegue del Plan de Recuperación y ha confesado sentirse «un poco frustrada» por el hecho de que sea esto lo que se encuentra en la prensa en lugar de las licitaciones de 700 millones de euros que se han lanzado esta semana o de las ayudas directas al 5G aprobadas ayer por el Consejo de Ministros, por poner algún ejemplo.

«Estamos trabajando muy intensamente en el despliegue del Plan de Recuperación», ha insistido Calviño, que ha recordado que ya se ha lanzado el plan estratégico para la automoción, se ha anunciado el de ‘salud de vanguardia’ y se está trabajando en un tercero para la nueva economía de la lengua. «Y luego vendrá el aeronáutico y el de la industria agroalimentaria», ha añadido.

500 MILLONES PARA DIGITALIZAR PYMES

Por otro lado, la vicepresidenta primera ha avanzado que el Gobierno presentará mañana el programa de impulso a la digitalización de las pymes, con un primer desembolso de 500 millones de euros dirigido a las pequeñas y medianas empresas de 10 a 49 trabajadores.

Se trata del ‘digital toolkit’ para pymes, recogido en el Plan de Recuperación, y con el que se permitirá a las pequeñas y medianas empresas invertir en servicios digitales ya disponibles en el mercado.

«A veces el ruido que tenemos no nos permite ver lo importante y avanzar en la digitalización de las pymes y del tejido productivo lo es», ha subrayado Calviño, que ha indicado que estos fondos se irán desplegando en las próximas semanas y que más adelante se pondrá el foco en las empresas más pequeñas y en los autónomos.