CCOO y UGT denuncian a Uber Eats por el despido colectivo de más de 3.000 repartidores

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

UGT y CCOO han presentado una denuncia ante la Audiencia Nacional contra la plataforma Uber Eats por un despido colectivo que afectó a más de 3.000 trabajadores, presentado el pasado 12 de agosto, bajo el pretexto de la entrada en vigor de la Ley Rider, según han informado los sindicatos en un comunicado conjunto.

En concreto, esta acción ha supuesto que más de 3.000 repartidores en toda España no pudieran seguir trabajando cuando estaban esperando a ser contratados por la propia empresa.

Los sindicatos consideran que la desconexión masiva de todas las personas que trabajaban para Uber Eats se debe entender como un despedido colectivo que se llevó a cabo de forma irregular, sin garantizar los derechos respaldados por el Estatuto de los Trabajadores y el convenio sectorial que regula sus relaciones colectivas de trabajo.

CCOO y UGT han recordado que la plataforma de ‘delivery’ tuvo varias denuncias ante la Inspección de Trabajo en Madrid y Barcelona, cuyas resoluciones dictaminaron que existía una relación laboral entre sus repartidores y la plataforma, y que, junto con la Sentencia del Tribunal Supremo en el caso de Glovo y la nueva ley 9/2021, encaminó legalmente a Uber Eats a la obligación legal de contratar a todas sus repartidores.

Según indican los sindicatos, Uber Eats, para cumplir con la Ley Rider, tan solo había contratado a un número muy pequeño de repartidores a través de subcontratas.

De esta forma, los sindicatos han presentado esta denuncia ante la Audiencia Nacional para que todos los ‘riders’ puedan obtener todos los derechos y protecciones que establece la relación laboral.

Desde UGT y CCOO apuestan por el cumplimiento de la ley Rider y reiteran que trabajarán para que todas las plataformas digitales de reparto cumplan con esta norma.