Cepyme advierte de que faltan por recuperar 40.000 empresas para volver a niveles precrisis

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Compartir en print

La economía española cerró el mes de septiembre con cerca de 39.700 empresas menos que antes de la crisis con datos desestacionalizados y comparados con 2019, año no afectado por la pandemia del Covid, según un informe de Cepyme publicado este miércoles.

De esta forma, hasta septiembre sólo se ha recuperado un 83% de la caída en el número de empresas experimentada desde la llegada del coronavirus y ello en un contexto en el que la recuperación de las empresas «se está ralentizando» por el menor dinamismo de la actividad y la crisis energética y de materias primas, según Cepyme.

En concreto, la recuperación del número de empresas se ralentizó en el tercer trimestre (+1,9%) tras el fuerte repunte del segundo trimestre (+3,3%).

Así, el número de empresas inscritas a la Seguridad Social en septiembre fue de 1.309.569, lo que representa un incremento de 12.781 empresas respecto del mes anterior, «pero todavía insuficiente para recuperar el nivel previo a la crisis», subraya Cepyme.

El mayor crecimiento interanual del total de empresas se produce en la construcción (+5%), mientras que se observa una mayor moderación en el sector servicios (+1,9%) y en el sector industrial, cuyo número de empresas registra crecimiento de sólo el 0,3%.

«Esta evolución puede estar condicionada por los efectos que están teniendo sobre la industria tanto la escasez de suministros, como el incremento del precio de los productos energéticos», sostiene Cepyme, que ha añadido que esta situación se está trasladando a servicios auxiliares de la industria, como el transporte.

Por ramas de actividad y en comparación con los niveles precrisis, el transporte registra una caída superior al 7% y similar a la hostelería, en tanto que las industrias extractivas y manufactureras reducen más de un 3% su número de empresas respecto a los niveles registrados en 2019.

PLAN DE AYUDAS «REALISTA» Y NO SUBIR IMPUESTOS

Durante los nueve primeros meses del año, la mayor contracción de empresas se produce principalmente en el sector servicios y, de forma más atenuada, en la industria.

Según Cepyme, tras la crisis del Covid se ha recuperado en menor medida la industria que los servicios, con porcentajes de recuperación del 53,2% y del 70,3%.

«Las pymes fueron las que registraron una contracción mayor durante los meses de restricciones. La mayor destrucción de tejido empresarial entre las empresas de menor dimensión refleja una mayor dificultad de estas empresas para ajustarse a las nuevas condiciones de la demanda, así como a un menor dinamismo de las nuevas iniciativas empresariales que, por su naturaleza, presentan un tamaño inferior», denuncia Cepyme.

A su juicio, esta evolución reafirma la necesidad de incrementar los esfuerzos y las políticas para incrementar el tamaño empresarial del tejido productivo y constituir así «un conjunto empresarial más fuerte y competitivo, capaz de afrontar mejor las crisis futuras».

En este sentido, Cepyme reclama agilizar un plan de ayudas «realista y eficaz» que pueda solventar los problemas que realmente afectan a las empresas de menor dimensión y generar un marco adecuado para el fomento de la iniciativa empresarial.

«Es especialmente urgente que los apoyos que se enmarcan bajo el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia se ejecuten eficientemente y lleguen en mayor porcentaje a los proyectos de transformación e inversión de las pymes», defiende.

Asimismo, advierte de que cualquier regulación o iniciativa presupuestaria que «limite» la libre iniciativa empresarial o eleve las cargas tributarias sobre las empresas «repercutirán negativamente en la actividad de las mismas, desincentivarán la atracción de inversiones y, por ende, impedirá que la demografía y el dinamismo empresarial recupere sus niveles prepandemia en el corto plazo».