Cepyme y ATA rechazan la subida de cotizaciones por «esquilmar» a quienes están «dentro del sistema»

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Los presidentes de Cepyme y ATA, Gerardo Cuerva y Lorenzo Amor, respectivamente, han rechazado este miércoles el acuerdo alcanzado entre el Gobierno central y los sindicatos para subir las cotizaciones a empresas y trabajadores, lo que supone «esquilmar mucho más» a los que están «dentro del sistema».

Ambos han participado en una mesa redonda dentro del acto celebrado este miércoles en el pabellón Navarra Arena con motivo del 40º aniversario de la Confederación Empresarial de Navarra (CEN).

Cuerva ha reconocido que la situación en la mesa de diálogo social sobre las pensiones «está complicada» porque «ha habido miembros del Gobierno que han dicho a la sociedad que los empresarios nos hemos levantado de la mesa; eso es falso, jamás nos hemos levantado de la mesa». «Otra cosa distinta es que la negociación sea a la trágala», ha añadido.

En su opinión, el Gobierno «está entendiendo mal el diálogo social». «El mundo empresarial lo que decimos es que no se está atacando realmente la sostenibilidad del sistema de pensiones», sino que se ha centrado el debate en «si 0,5, 0,4 o 0,6», ha indicado el presidente de Cepyme, que ha asegurado que «ese no es el problema del sistema de pensiones en España».

Según ha explicado, se alcanzó un primer acuerdo, la sustitución del factor de sostenibilidad por un mecanismo que sustituyera a este, y que «ha resultado ser la subida de las cotizaciones». Un sistema que ha considerado «un poco simple». «Si realmente hubiéramos sabido que ese era el mecanismo, igual no habríamos estado de acuerdo», ha apuntado.

Gerardo Cuerva ha afirmado que el sistema de pensiones se puede arreglar de dos formas, en primer lugar con aquellas personas y empresas que contribuyen actualmente a mantener y sostener el sistema de pensiones. Al respecto, ha indicado que una forma de paliar los más de 19.000 millones anuales de déficit que tiene el sistema de pensiones es «exprimir más, esquilmar más, a aquellos que estamos dentro del sistema».

Por otro lado, ha destacado que se encuentra el resto de la gente «que está fuera del sistema», y ha apuntado que en España «más del 24% del PIB está fuera del sistema». Por lo tanto, «podríamos atacar esa parte del sistema e incrementarlo o metiendo más gente en el sistema creando empleo». «Tenemos en España más del 40% de paro juvenil y, por tanto, no vemos que la sostenibilidad del sistema de pensiones sea esquilmar mucho más a los que estamos dentro del sistema», ha insistido.

«O realmente atacamos la sostenibilidad del sistema de pensiones o al final son parches, paños calientes, patadas hacia adelante que nos llevarán a la quiebra del sistema de pensiones», ha advertido.

Así las cosas, ha reiterado que la mesa de negociación de pensiones «está en un momento muy delicado» y ha remarcado que «las últimas declaraciones que ha hecho el ministro de Seguridad Social así lo atestiguan, poniendo encima de la mesa y validando acuerdos que todavía no estaban consensuados definitivamente».

Por su parte, Lorenzo Amor, representante de ATA, ha criticado que «unos miran al empresario como el toro que hay que abatir, la vaca que hay que ordeñar, y muy pocos como el caballo que tira del carro».

AMOR DESTACA LA PRESIÓN FISCAL «TREMENDA»

Amor ha asegurado que actualmente hay una situación de «presión fiscal tremenda», que se está uniendo a una serie de componentes como el incremento de la luz o los carburantes y los componentes, «que hacen que no se pueda apretar más porque no hay más». «Estamos recuperándonos de una pandemia, que ha dejado muchas cicatrices que se están curando, y si apretamos, se pueden volver a abrir y desangrar», ha advertido.

Así, ha señalado que, en el ámbito de las pensiones, se está optando por «una patada adelante y mayor presión subiendo las cotizaciones» y hay otro ámbito en la mesa de la reforma laboral que plantea «mayores rigideces al mercado laboral y zancadillas a la contratación».

A este respecto, ha manifestado que «si el ‘no’ de la patronal no es un impedimento para que vengan los fondos europeos, bienvenido sea, podemos dormir en CEOE mucho más tranquilos; porque en estos momentos estamos más cercanos a un ‘no’ sobre lo que nos están proponiendo que a un ‘sí'». Esta misma mañana la vicepresidenta económica, Nadia Calviño, aseguró que el acuerdo con al CEOE en la reforma laboral no es imprescindible para recibir los fondos europeos.

Por otro lado, se ha referido a la propuesta de que los autónomos coticen según sus ingresos. Un planteamiento que «suena muy bonito pero implementar esos en 3,3 millones de autónomos, donde unos están en el impuesto de sociedades, otros tributan en módulos y otros en IRPF, es muy complicado de llevar a la práctica, entre otras cosas porque el rendimiento de un autónomo no es la nómina o el salario de un trabajador». Así, ha opinado que «puede ser que en lugar de tener un sistema justo de cotización por ingresos reales, tengamos un sistema de cotización que va a depender del nivel de deducción fiscal que tenga cada uno».

«Se está haciendo un planteamiento de sistema de cotización por ingresos reales sin conocer la diversidad que tiene el mundo de los autónomos», ha destacado Amor, que ha advertido de que «al final podemos enfocarnos en una reforma que sea malo para el sistema e injusto para los autónomos».

INCLUIR «COMPETITIVIDAD» Y «PRODUCTIVIDAD» EN LA REFORMA LABORAL

El presidente de Cepyme, Gerardo Cuerva, ha abogado por incluir la «competitividad», la «productividad» y el problema de la temporalidad en la actualización de la reforma laboral.

En este sentido, ha subrayado que la patronal no puede tener un diálogo social «sincero, verdadero y duradero con la presión de que el tiempo es el que tiene que ejercer el acuerdo o no».

Cuerva ha lamentado que en las mesas de diálogo en las que participa Cepyme, no encuentra «jamás» las palabras competitividad y productividad. «Europa nos pide que ataquemos a la temporalidad que existe en España» y la «alta tasa de paro juvenil», ha indicado, para preguntar «por qué no trabajamos sobre esos problemas».

«No lastremos con más normas, no pongamos más palitos en las ruedas a esos sistemas económicos que son la base de la generación del Estado del Bienestar que tanto predican», ha reivindicado.