China sanciona a tres altos cargos de Taiwán prohibiéndoles entrar en el continente

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Las autoridades de China han sancionado a tres altos cargos de Taiwán, entre ellos el primer ministro del territorio, Su Tseng Chang, con la prohibición de entrar al continente, a Hong Kong y a Macao, además de prohibirles trabajar con organizaciones que tengan su sede en la China continental.

«Queremos decirles a estos secesionistas empedernidos que aquellos que olvidan su patrimonio, traicionan a su madre patria y buscan dividir el país no tendrán un buen final», ha asegurado este viernes la portavoz de la Oficina para Asuntos de Taiwán, Zhu Fenglian, al anunciar las sanciones, según recoge el medio estatal chino ‘Global Times’.

El anuncio llega después de semanas de tensiones tras la incursión de varias decenas aviones militares chinos en espacio aéreo taiwanés y las llamadas de varios representantes de la isla a la comunidad internacional para tomar cartas en el asunto.

Según recoge la cadena japonesa NHK, el ministro de Exteriores de Taiwán, Joseph Wu –también incluido entre los representantes sancionados– visitó varios países de Europa a finales del mes pasado, mientras que está previsto que esta semana el Parlamento Europeo envíe su primera delegación al territorio.

Por su parte, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha asegurado que su país apoyaría a Taiwán en caso de un ataque de China, mientras que el secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, ha pedido que la región tenga más peso en las organizaciones de Naciones Unidas, recoge la agencia Bloomberg.

El Gobierno taiwanés ha respondido a las sanciones asegurando que revisará la cooperación con el continente y estudiará el impacto de la interferencia política en las operaciones de negocios. «No aceptamos intimidaciones ni amenazas de una región autocrática y autoritaria», ha defendido la Oficina de Asuntos del Continente.

China considera a la isla de Taiwán parte de su territorio, a pesar de que está gobernada por autoridades independientes desde 1949.