Cokrea apuesta, como fórmula de éxito, por la cultura colaborativa

La cultura colaborativa es una tendencia cada vez más presente en el mundo empresarial. Y no es para menos, ya que ha demostrado ser una fórmula eficaz para alcanzar el éxito de los negocios.

Un ejemplo de empresa que nació con una visión clara de trabajo colaborativo es Cokrea, una organización que ofrece servicios de marketing y desarrollo de negocios de forma competitiva y eficiente. Para ello, cuenta con un equipo de trabajo altamente capacitado y multidisciplinario.

Cultura colaborativa, la clave del éxito de Cokrea

La cultura colaborativa es un modelo de organización empresarial en el que las organizaciones fomentan que los trabajadores pertenecientes a los diferentes departamentos aporten y compartan sus ideas y conocimientos, con el fin de alcanzar un objetivo común.

Durante los 5 años que lleva Cokrea en el mercado, ha trabajado bajo un modelo de cultura colaborativa, comprobando que es capaz de incrementar la creatividad y permite trabajar de forma más flexible y eficiente. En esta organización, los empleados tienen libertad de proponer nuevas ideas, lo que impulsa la innovación y la mejora continua.

Al mismo tiempo, ha servido para promover la cooperación y el trabajo en equipo. Participando activamente los miembros de la empresa tienen un mayor compromiso y sentido de pertenencia. La cultura colaborativa también ha servido para fomentar el aprendizaje constante y el desarrollo de las habilidades blandas de los empleados, como la comunicación, el liderazgo y la empatía. Juntos, todos estos beneficios se traducen en una mayor productividad, garantizando el éxito de la empresa. 

Aspectos necesarios para fomentar la cultura colaborativa

Para fomentar esta metodología de trabajo, es necesario aplicar estrategias enfocadas a establecer una alianza de éxito. Definir un objetivo puede ser una opción; es esencial tener claro cuál es el rumbo a seguir para obtener el resultado deseado.

El intercambio de información también es clave para conseguir una cultura colaborativa; todas las partes involucradas han de obtener lo mejor de cada una y no únicamente en lo que respecta a la financiación. Acceder a las bases de datos clientes estratégicos puede dar una mayor visibilidad a las pequeñas empresas, así como trabajar con otro partner puede asegurar un componente innovador a los negocios más grandes.

La confianza es otro punto fundamental para el buen trabajo en equipo. Con una mayor confianza también se consigue que cada componente se vea favorecido por una óptima coordinación y mejor entretenimiento. Por otro lado, la diversidad de talentos, creatividad e innovación dentro de los equipos abre una puerta a probar nuevas opciones que podrían impulsar el desarrollo de negocios.

Cokrea es muestra de que fomentar la cultura colaborativa contribuye al éxito de una empresa. Por tanto, han implementado estas estrategias con sus clientes para contribuir al desarrollo de negocios.