Cómo investigar y saber si un empleado está teletrabajando, por Agencia Gran Vía

El teletrabajo es la modalidad de actividad laboral donde el empleado ejerce sus funciones desde un lugar remoto, siempre y cuando tenga las herramientas tecnológicas necesarias para cumplirlo.

Sin embargo, existen ocasiones en que los empleados no obedecen las condiciones pactadas con la empresa, donde la figura del detective teletrabajo es fundamental.

Para ello, la agencia de Agencia Gran Via, una de las mejor valoradas en Madrid, ofrece un servicio de detective privado regulado legalmente por la Ley de Seguridad Privada. Con más de 20 años de experiencia en el sector, los resultados garantizan que el empleador obtenga un informe detallado sobre la actividad de sus trabajadores. 

Las ventajas de contratar un detective para investigar el teletrabajo

La complicada situación laboral, producto de la inédita situación sanitaria que atraviesa el mundo, llevó a la implementación del teletrabajo en muchas empresas, con el objetivo de continuar su modelo de negocio. Sin embargo, esta modalidad dio paso a distintas formas de fraude como el incumplimiento de la jornada completa, lo que produce consecuencias negativas para el rendimiento de la empresa.

En ese sentido, es importante que los empleadores conozcan las herramientas que tienen a su alcance para investigar el normal desarrollo del teletrabajo. Los detectives de la Agencia Gran Vía están capacitados para saber si un trabajador está cumpliendo con las condiciones establecidas por la empresa. Desde el aspecto legal, el proceso es totalmente legítimo y permite solventar cualquier situación irregular existente en el entorno laboral.

Los problemas más habituales del teletrabajo

La flexibilidad horaria supone una imposibilidad para controlar las horas de trabajo. Para evitarlo, los detectives de Agencia Gran Vía recogen pruebas para determinar si un empleado se encuentra ausente en su puesto de trabajo durante la jornada laboral. Una de las desventajas es la dificultad para llevar un registro de entrada y salida, algo que sí es posible en la modalidad presencial.

Por otra parte, el uso inapropiado del tiempo para efectuar tareas domésticas también es un riesgo del teletrabajo. Asimismo, las excusas referidas al mal funcionamiento de internet o de los programas de trabajo, también son argumentos recurrentes. En ese sentido, los detectives privados trabajan realizando comprobaciones para detectar la existencia de estos problemas.

Otro de los riesgos es la falta de seguridad o los ciberataques al sistema informático de la empresa. Dado que las telecomunicaciones tienen un rango de vulnerabilidad, los detectives están en posibilidad de monitorear la presencia de comportamientos fraudulentos o la violación de los acuerdos de confidencialidad.

Investigar un posible fraude durante las jornadas de teletrabajo es una herramienta completamente legal y eficaz. Con la agencia de detectives Agencia Gran Vía, el cliente puede contratar un servicio para empresas, despachos de abogados, mutuas y aseguradoras. Desde la página web de la agencia es posible solicitar un presupuesto sin compromiso y acceder a un estudio personalizado del caso.