Conpymes pide excluir de los fondos europeos a las grandes empresas que deban dinero a pymes

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

La Confederación Nacional de Pymes (Conpymes) ha pedido este lunes que no se permita el acceso a los fondos europeos de recuperación a las empresas endeudadas, de forma que únicamente puedan obtener la ayudas si están al corriente de pago con sus proveedores.

En un comunicado, esta patronal de pymes hace hincapié en el “agravio comparativo” que supone que muchas pymes y autónomos se hayan quedado fuera del acceso a estos fondos por los requisitos y las trabas burocráticas existentes.

Conpymes valora que se quiera ayudar a las empresas a reducir las deudas generadas con proveedores y acreedores, así como a amortizar los créditos que se hubieran podido solicitar para cubrir dichos pagos.

No obstante, denuncia que se excluya de las ayudas a aquellos empresarios y autónomos que hubieran hecho frente a sus pagos recurriendo a la descapitalización de sus negocios o realizado aportaciones extraordinarias de capital.

Este “agravio comparativo” debería compensarse, en su opinión, mediante mecanismos alternativos que potencien su negocio, tales como puntos adicionales en la adjudicación de fondos, concursos u otras alternativas similares.

“La morosidad de las grandes empresas con posición de dominio de mercado supone poner en riesgo la actividad económica de las micropymes, pymes y autónomos”, advierte Conpymes, que reclama “no dar la espalda” al esfuerzo que las pymes y autónomos han realizado durante la crisis.

A su juicio, debería ser una prioridad para el Gobierno reforzar el cumplimiento de los plazos máximos de 60 días establecidos para afrontar los impagos y fijar un régimen sancionador para combatir los posibles incumplimientos.

“En la actualidad, estos plazos de pago se ven triplicados por las empresas con posición de dominio de mercado del Ibex (la media se sitúa en 183 días), resultado que las convierte en las compañías más morosas de nuestro país y que conlleva que estén restando 56.844 millones de euros de liquidez a las pymes”, avisa.