Crece la demanda de terapias psicológicas online para personas adictas y familias con adolescentes en casa

/COMUNICAE/

El confinamiento decretado por el estado de alarma en España ha puesto de manifiesto algunos de los retos a los que deben enfrentarse recursos y dispositivos terapéuticos y socioeducativos “Es nuestra responsabilidad adaptarnos a las necesidades de quienes más lo necesitan en momentos de crisis e incertidumbre” asegura Antonio Molina, director y educador social del centro Fromm Bienestar, especializado en el trabajo con familias, adolescentes y adicciones en Sevilla

Terapias online y atención especializada para colectivos vulnerables en tiempos de incertidumbre
Las peticiones para iniciar un tratamiento online a través de videoconferencias, seguimientos telefónicos o medios telemáticos han aumentado exponencialmente en el último mes, a medida que se prorrogaba el estado de alarma por coronavirus. La convivencia en casa de familias con adolescentes a su cargo, la suspensión de tratamientos ambulatorios presenciales de drogodependientes y personas adictas, la interrupción de multitud de servicios relacionados y el empeoramiento de las relaciones familiares por la exposición a este tipo de casos han puesto de manifiesto una necesidad que ya venía vislumbrándose tiempo atrás: el apoyo psicológico online y el seguimiento socioeducativo telemático. “A veces pasa que no se presta atención al problema antes de que se produzca, pero en nuestro centro terapéutico, acostumbrado a trabajar desde la prevención primaria, ya estábamos preparados para absorber y canalizar ese flujo de personas que necesitan ayuda a través de otros medios y recursos disponibles telemáticamente” apunta Antonio Molina, educador social y experto en la prevención del uso de nuevas tecnologías en el ámbito escolar y familiar.

“Nos pasamos el día advirtiendo de los riesgos que tienen las nuevas tecnologías, en especial el teléfono móvil y el ordenador. Sin embargo, también debemos explorar sus potencialidades para ponerlas al servicio de la sociedad. Hay que educar en el buen uso para alejarnos del abuso”.

En esta línea trabaja el equipo de expertos y profesionales del centro Fromm Bienestar, situado en Mairena del Aljarafe y Sevilla. Apuntan que la sociedad española tiene ante sus ojos no sólo una crisis sanitaria y económica, sino también una ventana de oportunidad para el inicio y puesta en marcha de nuevas actividades, así como nuevos modelos de relación con las TIC (tecnologías de la información y la comunicación) y los dispositivos móviles o electrónicos en general. Instrumentos indispensables en la sociedad del siglo XXI en permanente desarrollo y evolución, que disponen de un potencial enorme para mejorar el mundo de alrededor y la vida de miles de familias y personas que necesitan ayuda pero no pueden obtenerla por otros medios presenciales debido a motivos diversos (lejanía, ámbito rural, movilidad reducida, imposibilidad en el desplazamiento, incompatibilidad horaria, etc).

Es importante remarcar, además, el papel fundamental que juegan las familias, padres, madres y entorno afectivo en la educación de sus hijos e hijas y en la familiarización que llevan a cabo con este tipo de dispositivos. Lorena Ruiz, psicóloga del centro, asegura que “del mismo modo que un teléfono móvil puede ser un arma muy peligrosa en manos de niños menores de 12 años, también puede convertirse en un aliado durante su crecimiento y aprendizaje si se educa en el buen uso”. Un ejemplo de ello, puede ser la psicoterapia online con algún especialista que trabaje por ejemplo el crecimiento personal, el desarrollo de la inteligencia emocional del adolescente o la ayuda y acompañamiento socioeducativo para la mediación en conflictos con sus amigos y amigas, en problemas familiares o de orientación educativa.

Aún existe mucho margen de mejora para la implementación de sistemas de atención telemática en el desarrollo de la profesión de la educación social, la psicología y la psiquiatría, entre otras.

Es indispensable cumplir con los requisitos de privacidad, confidencialidad y consentimiento en la práctica profesional, limitando la atención online y monitorizada en la mayoría de casos. Muchas de las plataformas de comunicación más conocidas no aseguran una protección en los datos de usuarios y usuarias y, por eso, es importante recurrir a otros medios y recursos profesionales más elaborados que garanticen la calidad en el servicio y el cumplimiento de las directrices en protección de datos. En Fromm Bienestar, por ejemplo, se han reforzado todos los servicios online contratando las herramientas más punteras del sector, con el objetivo de salvaguardar estos elementos y así continuar a la vanguardia en la atención online, virtual y telemática de sus usuarios en España. Aunque se han multiplicado de igual modo las solicitudes de servicios internacionales, en especial de países hispanohablantes.

Adicciones como la ludopatía siguen liderando las peticiones de servicio, más ahora si cabe, debido a la sobreexposición de publicidad en dispositivos como ordenadores, móviles o televisión con los que se pasa más tiempo de lo habitual durante la cuarentena. El aburrimiento, a veces generalizado, es el que está empujando a la práctica de este tipo de “entretenimiento” tan peligroso como es el juego online.

Se han disparado también los casos que necesitan dar continuidad a los tratamientos ambulatorios interrumpidos presencialmente, en especial aquellos llevados a cabo por asociaciones que no han podido mantener la atención online y a distancia, derivando a multitud de alcohólicos y drogodependientes hacia recursos como Fromm Bienestar que dispone de un proyecto especializado en el tratamiento de adicciones.

Aumenta del mismo modo el número de familias, de padres y madres que demandan una ayuda para sobrellevar de la mejor forma posible la convivencia con sus hijos e hijas adolescentes. Por primera vez, muchas de estas familias se están encontrando con la situación de tener que convivir en el mismo espacio durante un tiempo prolongado viviendo momentos que, a veces, generan tensiones, agresividad o faltas de respeto graves, haciendo insostenible la convivencia en sus casas.

Por todo ello, el equipo terapéutico y socioeducativo de Fromm Bienestar, compuesto por educadores sociales, psicólogos/as y psiquiatras, quiere mandar un mensaje de tranquilidad a tantas familias que están expuestas a episodios como los que se han descrito, ofreciendo asesoramiento de manera gratuita y orientando en aquellos casos de mayor complejidad hacia el inicio de un tratamiento o intervención más exhaustiva.

Antonio Molina, educador social y fundador del proyecto, respondió al ser preguntado sobre el tema:

“No todo es negativo en el confinamiento. Los profesionales de lo social nos encontramos ante un momento histórico que permitirá repensar y cuestionar las relaciones en familia para profundizar en el papel de la educación, los afectos y la comunicación, así como los vínculos de codependencia existentes entre las personas adictas y sus familiares”.

El equipo interdisciplinar de este centro de referencia en el Aljarafe sevillano realiza también una labor pedagógica y de sensibilización en estos días de cuarentena sobre cuestiones relacionadas con las adicciones, los adolescentes y las familias de hoy día, a través de Facebook, Instagram, Twiter y vídeos temáticos en Youtube.

Fuente Comunicae

Entrevistas

Crónica de bolsa

Lo más leído

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies