Credit Suisse gana un 22% menos en 2020, tras perder 326 millones en el cuarto trimestre

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Credit Suisse cerró el ejercicio 2020 con un beneficio neto atribuido de 2.669 millones de francos suizos (2.465 millones de euros), lo que representa un retroceso del 21,9% en comparación con el resultado del banco suizo en 2019, después de que entre octubre y diciembre la entidad contabilizase pérdidas de 353 millones de francos (326 millones de euros) por el impacto principalmente de provisiones por litigios y amortizaciones.

En el cuarto trimestre, la entidad helvética registró pérdidas de 353 millones de francos suizos (326 millones de euros) , frente al beneficio neto atribuido de 852 millones de francos suizos (787 millones de euros) registrado en el mismo periodo de 2019, después de asumir un impacto adverso de 757 millones de francos (699 millones de euros) por litigios y de 414 millones de francos (382 millones de euros) por el deterioro del valor de su participación en York Capital, así como de otros 108 millones de francos suizos (100 millones de euros) por el tipo de cambio.

En este sentido, Credit Suisse precisó que al excluir el impacto de atípicos su beneficio antes de impuestos alcanzó en el cuarto trimestre los 861 millones de francos (795 millones de euros), un 10% por debajo del resultado contabilizado en el último trimestre de 2019.

Por otro lado, la cifra de negocio de la entidad suiza en 2020 se redujo un 0,4% anual, hasta 22.389 millones de francos (20.681 millones de euros), incluyendo ingresos de 5.221 millones de francos (4.823 millones de euros) en el cuarto trimestre, un 15,6% menos que un año antes.

En el conjunto del pasado ejercicio, Credit Suisse destinó 1.096 millones de francos (1.012 millones de euros) a provisiones por pérdidas de crédito, una cifra un 238% superior a los 324 millones de francos (299 millones de euros) reservados para tal fin en 2019, incluyendo 138 millones de francos (127 millones de euros) provisionados en el cuarto trimestre, por debajo de los 146 millones de francos (135 millones de euros) del mismo periodo de 2019.

Credit Suisse cerró 2020 con una ratio de capital de máxima calidad CET1 del 12,9%, frente al 12,7% del año anterior.

“De cara al 2021 y más allá, nuestro objetivo es acelerar aún más el crecimiento en la gestión patrimonial y ofrecer rendimientos sostenibles en la banca de inversión”, declaró Thomas Gottstein, consejero delegado de Credit Suisse.

La entidad propondrá a sus accionistas elevar un 5,4% el dividendo de 2020 respecto del año anterior, hasta 0,2926 francos por acción, mientras que el pasado mes de enero inició un programa de recompra de acciones propias de entre 1.000 y 1.500 millones de francos (924 y 1.385 millones de euros).