¿Cuál es el precio de una página web? La calculadora de precio página web de Abstracta.digital orienta sobre el mismo

El diseño de páginas web es un trabajo artístico. Este requiere tiempo, planificación y conocimientos y ha de ser llevado a cabo por profesionales del sector.

En este contexto, la agencia de diseño y marketing Abstracta, ubicada en Barcelona, presenta un cuestionario en su página web para orientar a los negocios y conocer qué aspectos necesitan lanzar en su sitio online. Un esquema que les permite entender de mejor manera lo que buscan sus clientes y las herramientas que necesitan y poder conocer el precio página web.

Lo barato acaba saliendo caro en muchas ocasiones

Antes de asumir el desarrollo web de forma autónoma u optar por servicios que parecen viables por su bajo coste, es necesario conocer qué se quiere hacer, cómo, para quién, por qué medio, qué se necesita y cuánto cuesta. En este sector, hay muchos amateurs y, aunque se valora su esfuerzo, es pertinente entender que, si el fin de la página web es posicionar, vender y funcionar de forma digital, hay elementos y costes que permiten un portal óptimo.

El tráfico digital es un negocio que se necesita comprender, estudiar y no tomar a la ligera. La inmediatez y accesibilidad web es un recurso valioso que facilita la divulgación de servicios, marcas o productos. Sin embargo, es importante aclarar que la accesibilidad no determina que cualquiera sepa cómo hacerlo. Existen servicios de desarrollo y programación web que se pueden realizar de forma autónoma o mediante terceros que no cobran mucho, pero se desconocen elementos importantes que, efectivamente, afectarán al funcionamiento del portal.

Abstracta y el precio real de una página web

Abstracta es una agencia que destaca por la transparencia y excelencia de sus servicios. Preocupada por el desconocimiento sobre página web precio y la mala inversión web, implementó dentro de su sitio online un bosquejo y registro que permite a los usuarios determinar el coste de su página web. Es una herramienta orientativa que, más allá de arrojar una cifra económica, guía al usuario a responder preguntas esenciales que establezcan el fin del producto, marca o servicio web y, a partir de ahí, definir las pautas de diseño, contenidos y segmentos que se necesitarán para su elaboración. Aquí, entra en juego lo más importante: seguridad, velocidad, optimización, comunicación, flexibilidad, dominio, y todos aquellos intangibles que realmente valorizan un portal web.

El número de apartados, lenguaje, audiencias y diseño son aspectos importantes, pero algo menor en el desarrollo web; lo que realmente suma es lo que no se ve. La herramienta es un ejercicio de educación web y concienciación que valora y reconoce el diseño web. Evita que muchos negocios sigan cayendo en el error de invertir menos o de hacer las cosas por sí mismos, sin alcanzar resultados. La aplicación es muy sencilla, únicamente se debe rellenar el formulario y el mismo sistema muestra las diferentes posibilidades y el coste final de la web.