Cuatro consejos de fácil aplicación que salvarán el smartphone de los peligros del verano

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
/COMUNICAE/

Un 60% de españoles admite que le sería realmente difícil tener que prescindir de su teléfono móvil. Proteger el móvil de una larga exposición al sol o del agua y la arena son algunos de los consejos de Celside Insurance para cuidar del smartphone este verano. Además de cuidar del dispositivo, es clave contar con un seguro móvil que lo proteja de posibles robos o pérdidas

Con la llegada del verano, especialmente de las vacaciones, los planes de ocio se multiplican y aumenta el tiempo libre y el uso del smartphone. Los usuarios comparten fotos y vídeos de viajes de forma recurrente, se hace uso del navegador del teléfono móvil casi a diario para llegar al destino vacacional y se está en continuo contacto con familiares y amigos para planear jornadas estivales.

A pesar de ser un gadget cada vez más resistente apto para aguantar golpes, salpicaduras y otros percances; lo cierto es que el smartphone puede sufrir, y mucho, las consecuencias del verano y de sus altas temperaturas, así como de las actividades de agua y otros imprevistos.

Prescindir del teléfono móvil en cualquier momento del año puede suponer un gran trastorno – el 60% de los españoles afirma que le sería realmente difícil y un 71% que no podría esperar más de unos días para comprarse uno nuevo, según el I Barómetro Europeo de la Vida Digital realizado por Celside Insurance y Harris Interactive – pero aún más lo puede ser en verano.

Para evitar poner en riesgo el teléfono móvil y los planes veraniegos, y poder sacar el máximo partido al smartphone en vacaciones, Celside Insurance ofrece una serie de consejos útiles que protegerán el teléfono en todos los aspectos.

Evitar el sobrecalentamiento del dispositivo
Disfrutar de un día de playa o de montaña en verano implica una exposición al sol superior a la habitual. Además de resultar incómodo para visualizar la pantalla, puede provocar un sobrecalentamiento del dispositivo y su batería y, como consecuencia,un peor funcionamiento.

Algunos consejos para evitar este problema son tan sencillos como quitarle la carcasa, cerrar todas los programas y aplicaciones que se estén utilizando, no exponerlo directamente al sol o simplemente apagarlo, lo que permitirá disfrutar de una desconexión total. Pero para los que no contemplan estas soluciones, existen aplicaciones destinadas a enfriar la batería del teléfono cuando se ve expuesto a un calentamiento excesivo como Coller Master o Smart Cooler.

No perder el móvil de vista y aseguralo para cubrir pérdidas y robos
En verano, con las vacaciones y el buen tiempo, se acostumbra a pasar más tiempo fuera de casa. Pasar un día agradable de playa, ir a cenar con amigos a una terraza o disfrutar de actividades al aire libre pueden convertirse en una pesadilla si se pierde de vista el móvil se convierte en objeto de deseo para un tercero.

Frente a esta posibilidad solo existen dos posibles soluciones. La primera de ellas: no dejar el móvil a la vista o evitar las distracciones. Y la segunda, y aún más importante: contratar un seguro de móvil que cubra pérdidas o robos para minimizar el daño causado – un 75% y un 72% de los españoles afirma que no disponía de seguro cuando ha sufrido robo o pérdida de su smartphone respectivamente, según el I Barómetro Europeo de la Vida Digital realizado por Celside Insurance y Harris Interactive. Se trata todavía de un hábito poco común en nuestro país, que debería ser considerado tan importante como la protección física del terminal mediante una carcasa o un protector de pantalla.

Agua y arena, grandes enemigos del smartphone
Hoy en día la mayoría de los smartphones son resistentes a las salpicaduras y otros pueden sumergirse sin peligro durante un tiempo determinado hasta cierta profundidad. Sin embargo, el agua del mar no es apta ni siquiera para este último grupo de smartphones. La sal que contiene puede provocar que en tan solo unos segundos las piezas electrónicas del dispositivo se estropeen sin remedio.

De la misma forma, y aunque no sea tan nociva como la sal, el teléfono debe estar siempre protegido frente a la arena de la playa. Además de impregnarse por todas partes con mucha dificultad para eliminarla después, puede provocar arañazos en la pantalla e introducirse en las ranuras del dispositivo, como la del cargador o los auricular.

Mantener a salvo todos los archivos y datos con copias de seguridad
El teléfono móvil está más expuesto a determinados peligros durante la época estival por el simple hecho de pasar más horas al aire libre, ir a la playa o perderlo de vista un instante. Por eso, el último consejo de gran utilidad cuando alguno de los anteriores falla, es realizar una copia de seguridad de todos los archivos, contactos y contenido de interés que guardes en el móvil.

Fuente Comunicae

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies