Cuerpo asegura que la reforma del subsidio recortará medio punto la tasa de paro estructural

El ministro de Economía, Comercio y Empresa, Carlos Cuerpo, ha afirmado este lunes que la reforma del subsidio por desempleo puesta en marcha por el Gobierno permitirá reducir «en torno a medio punto» la tasa de paro estructural de la economía española.

Durante su participación en ‘Los Desayunos Informativos de Europa Press’, Cuerpo ha destacado que, más allá de la reforma laboral, el Ejecutivo ha llevado a cabo «grandes reformas», como la del subsidio de paro, para «poco a poco ir arañando décimas, ir arañando puntos» a la tasa de paro estructural «que ha venido lastrando la economía española en las últimas décadas».

El titular de Economía ha recordado que uno de los grandes retos estructurales del país es alcanzar el pleno empleo para romper, precisamente, esa barrera de un paro estructural en el entorno del 12% «y cerrar la histórica brecha de productividad con los líderes europeos y mundiales».

El ministro ha subrayado que uno de los principales retos en el ámbito laboral es el ajuste entre la oferta y la demanda de cualificaciones.

«Las vacantes que tenemos ahora mismo en nuestro mercado laboral, que además se van actualizando, van modernizándose conforme se va transformando nuestra economía. El hecho de que convivan ahora mismo una tasa elevada de desempleo con una elevada demanda de determinados perfiles, perfiles comerciales, especialistas en ‘big data’, yo creo que es un elemento que tenemos que ser capaces de ajustar», ha señalado.

En este punto, Cuerpo ha indicado que el sector público debe contribuir «a la cadena de valor del talento», identificando y anticipando las necesidades formativas.

REDUCCIÓN DE JORNADA, «EL OTRO GRAN RETO»

Pero además del ajuste entre la oferta y la demanda laboral, el ministro ha subrayado como el «otro gran reto» del mercado laboral para este legislatura es la reducción de la jornada de trabajo a las 37,5 horas semanales en 2025, tal y como se recogió en el acuerdo de gobierno entre PSOE y Sumar.

«Si miramos lo que ha sucedido en las últimas décadas, la jornada laboral ha ido disminuyendo, hasta situarse ligeramente por debajo de las 38,5 horas semanales. En los últimos años, sin embargo, este proceso se ha estancado y estamos en la franja alta cuando nos comparamos con algunos de nuestros principales socios, como Francia o Alemania», ha argumentado.

Cuerpo ha afirmado que «la evidencia empírica» apunta a que en países como Francia o Portugal, que han ido llevando a cabo reducciones de jornada en los últimos años, éstas han sido compatibles con una mejora salarial y también con una mejora de la productividad.

«Esa es la vía, ganar espacio y derechos para los trabajadores y hacerlo, por supuesto, de manera compatible con una mejora continua del proceso productivo», ha indicado Cuerpo, que ha puesto como ejemplo de este proceso a la empresa hortofrutícola Tany, de la que ha explicado que está robotizando su actividad, haciéndola compatible con una reducción progresiva de la jornada sin afectar al salario y el número de trabajadores.

En su opinión, ese es el camino a seguir. «Somos conscientes de las dificultades específicas que enfrentan los trabajadores y algunos sectores o empresas, como puedan ser también las pymes, y de la importancia de acompañar a nuestro sector productivo en este proceso cuando se necesite. De ahí, por lo tanto, la importancia de ese proceso de diálogo social que está abierto ahora mismo para llegar a un acuerdo», ha subrayado.