deHipotecas ofrece servicio financiero a los interesados en pedir hipoteca online

Para muchas familias, las hipotecas son una alternativa para poder adquirir algún patrimonio, mediante un acuerdo entre quien aspira a un préstamo y un prestamista. Durante este proceso, se establece el derecho que tiene el prestamista de disponer de la propiedad si el solicitante no honra el acuerdo celebrado.

A pesar de ello, pedir hipoteca se ha mantenido a través del tiempo como una de las opciones más accesibles para tener acceso a una propiedad. Existen diversas formas en las que se puede llevar a cabo un acuerdo hipotecario, aunque el solicitante se encuentre sin ahorros, y una de las maneras que cobra auge en la actualidad son las plataformas digitales. En este ámbito, destaca deHipotecas, un sitio web dedicado a la selección de clientes para brindar este servicio financiero, donde los recursos en muchos casos corresponden a capital privado.

¿Qué son las hipotecas para funcionarios?

Los funcionarios representan un potencial económicamente activo al que facilitan y atienden su solicitud con brevedad, porque las posibilidades de quedarse sin el empleo son remotas y reciben un salario superior a los trabajadores del sector privado. Sin embargo, son clasificados en función de las labores y el tipo de contratación que posean, lo cual garantiza la recuperación del dinero otorgado por concepto de la hipoteca solicitada.

Es preciso destacar que, aunque sean funcionarios fijos y con un ingreso suficiente para contraer el compromiso de la deuda, el pago estipulado mensual no puede superar el 40 % de los ingresos del solicitante. Por otra parte, la primera porción que deben adelantar para acceder a la solicitud, no puede ser producto de un crédito, sino de los ahorros u otras fuentes de financiación con las que cuente el interesado.

En este sentido, pueden existir exoneraciones, producto de la necesidad de captación por parte de las instituciones bancarias, aunque existen requisitos al respecto.

¿Qué son las hipotecas para jóvenes?

Por lo general, las entidades bancarias no suelen prestar el 100 % del dinero solicitado. El interesado debe contar con el 20 % o 30 % para el primer aporte inicial. Esta situación hace difícil, para los jóvenes, asumir los costes, debido a la falta de ahorros que han alcanzado hasta la fecha. Estos, en la mayoría de los casos, no superan las exigencias de las instituciones.

Sin embargo, las entidades brindan concesiones y pueden dar alternativas que les favorezcan, como aplicar un interés más bajo u ofrecer un plazo mayor para el pago, en aquellos casos en que el solicitante esté entre el límite de edad estipulado. En la mayoría de los casos, los jóvenes se ven obligados a buscar otras fuentes de financiación a través de capital privado, en las cuales los requisitos son más flexibles a la hora de dar créditos o hipotecas.