DeHipotecas, qué es una hipoteca fija y cómo funciona

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Compartir en print

Una de las dudas más presentes a la hora de adquirir un préstamo hipotecario es si resulta mejor un interés variable o fijo. Debido a la abundante cantidad de ofertas en la banca y la amplitud de este asunto, resulta confuso para una persona que desconoce la cuestión elegir la mejor opción. Aunque en gran medida la elección depende de la situación personal y económica de cada uno, la alternativa recomendada para quienes buscan mantener una estabilidad suele ser la hipoteca fija.

No obstante, buscar la asesoría de expertos en la materia es lo más recomendable para saber en qué consiste la hipoteca fija. De esta manera, deHipotecas cuenta con gestores hipotecarios especializados y dispuestos a brindar asesoramiento gratuito a los interesados en adquirir un préstamo bajo estas condiciones.       

En qué consiste la hipoteca fija

Comprar una propiedad es un paso importante en la vida de cualquier persona o familia e influye directamente en sus finanzas a largo plazo. Por lo tanto, dentro de este proceso, una de las decisiones más delicadas es decidirse entre una hipoteca fija o variable.

La hipoteca fija se basa en la aplicación de una tasa de intereses determinada que se mantendrá durante el tiempo que el préstamo permanezca vigente. Esto quiere decir que el dinero establecido como interés por el crédito hipotecario no variará.

Si bien el interés de las hipotecas fijas puede ser un poco mayor que el de las otras, estas se caracterizan por tener un tiempo de pago inferior. No obstante, para acceder a este tipo de hipotecas es necesario contratar otros productos en las entidades bancarias y pagar el préstamo en menos de 30 años.

Motivos por los que elegir una hipoteca fija

Elegir el tipo de hipoteca correctamente es algo esencial para no tener que pagar dinero de más. La hipoteca fija es una opción indicada para quienes desean planificar sus finanzas mensualmente, debido a que tienen la seguridad de que el interés no varía. Asimismo, esta modalidad tampoco depende las variaciones del euríbor, es decir, que las cuotas no cambiarán. Todo esto disminuye, en gran medida, el riesgo al incumplimiento de pago.

Aunque el plazo puede resultar más largo, las cuotas, por lo general, terminan siendo menores con la hipoteca fija. Ahora bien, con la asesoría de un gestor hipotecario, esta información resulta aún más clara y precisa. Por ello, los servicios de expertos en la materia como deHipoteca son una vía fiable para iniciar el proceso que conlleva la solicitud de una hipoteca fija, debido a que ofrecen una atención completa y personalizada a cada caso de sus clientes.