Disfrutar de una inolvidable experiencia en alta mar para estar protegidos

Todavía existen diferentes variantes del COVID-19 circulando en todo el mundo, por ello, resulta fundamental mantener las precauciones necesarias para evitar contagiarse. Todos los epidemiólogos siguen recomendando no participar en eventos multitudinarios donde haya aglomeraciones de personas y mantener al máximo el distanciamiento social interpersonal.

Otra cosa que siguen recomendando los especialistas es realizar preferiblemente las actividades al aire libre. El consejo cobra especial importancia durante temporadas vacacionales, cuando las personas se inclinan por relajar las medidas de precaución.

En los tiempos de pandemia, aislarse es definitivamente la mejor opción. Viajar de vacaciones e instalarse en un hotel no es la alternativa más recomendada si la intención es protegerse, ya que este tipo de instalaciones tiene un gran tráfico de personas que provienen de distintas partes del mundo. Un verdadero aislamiento significa estar en un lugar solo con la familia o la pareja, sin nadie más alrededor.

Esa es una de las intenciones prevalentes que ha observado la empresa EXOPIA IBIZA CHARTER en sus clientes en los últimos tiempos. Cuando las personas alquilan una embarcación, están arrendando la seguridad de no compartir un espacio cerrado con desconocidos.

Esta firma se dedica al alquiler de barcos en Ibiza y también en Formentera. Bajo el concepto de rent a boat, disponen de una flota de embarcaciones que brindan otros servicios adicionales. Su oferta incluye yates, veleros, yates a motor y catamaranes, y además la empresa posee una gama de yates premium para los gustos más exigentes.

Al alquilar un barco durante una estancia se cubre el ocio y el alojamiento. Al final todo se compensa, dice la empresa. El valor de la seguridad de estar aislado, el ahorro de hotel y la originalidad de veranear en un yate valen la inversión.