El 40% de los empleados que teletrabajan realizan jornadas de más de ocho horas diarias

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Uno de cada cuatro empleados que teletrabajan superan las 8 horas diarias de media de jornada laboral, seis puntos porcentuales menos que en marzo de 2020, según un estudio realizado por investigadores de Eada.

Así lo ha explicado este miércoles en rueda de prensa la Doctora Aline Masuda, que ha liderado el estudio y que lo ha realizado con la colaboración de Luciano Strucchi y Edgar Quero.

El estudio se basa en 461 encuestas realizadas y compara las respuestas con las 599 encuestas que fueron respondidas en marzo de 2020, justo al inicio del confinamiento y de la obligatoriedad de teletrabajar.

El 73% trabaja fuera de su teórico horario laboral, aunque el 60% del total realiza entre una y dos horas fuera de su jornada, mientras que solo el 2% supera las cuatro horas.

Este porcentaje se ha reducido respecto a 2020, cuando el 81% de los empleados teletrabajan fuera de su horario laboral y un 34% lo hacía más entre tres y cuatro horas (20%) o más de cuatro (14%).

ESTRÉS MODERADO O GRAVE

Entre los aspectos negativos sobre el teletrabajo que han destacado los autores del estudio está que el 52% de los empleados tiene “síntomas moderados o graves” de agotamiento o ‘burnout’.

Masuda ha señalado la importancia “del apoyo social de los compañeros” para poder superar estas situaciones de estrés, algo que, ha señalado se está perdiendo.

De hecho, el 53% de los teletrabajadores considera que trabajar desde casa ha debilitado la relación con sus compañeros, algo que no se detectaba un año y medio atrás.

“El teletrabajo tiene este problema si las empresas no lo aplican correctamente y si no hay líderes” que lo puedan solucionar, ha destacado Masuda, que ha añadido que el efecto aún es mayor en los empleados nuevos.

ASPECTOS POSITIVOS

Entre los aspectos positivos de la encuesta destaca que el 51% de los trabajadores considera que son más productivos en casa, diez puntos porcentuales más que en 2020.

Además, las personas que tienen problemas para separar el tiempo personal del profesional se han reducido del 48% al 43%.

El tiempo transcurrido también ha permitido que los trabajadores que ven como una barrera para la concentración el espacio físico para trabajar han pasado del 33% al 20%.

La vuelta al colegio de los niños ha reducido a la mitad, del 42% al 21% los empleados que consideran las interrupciones familiares como una barrera para el teletrabajo.

El 40% de los españoles prefiere un modelo híbrido de trabajo, según un estudio de LinkedIn

El 40% de los españoles prefiere un modelo híbrido de trabajo, que combine la asistencia presencial y el teletrabajo, según un estudio sobre el Futuro del Trabajo elaborado por LinkedIn.

Un 35% de los 1.009 profesionales encuestados para este estudio defiende la vuelta al trabajo presencial a jornada completa, mientras que un 25% se decanta por mantener el teletrabajo.

El director general de LinkedIn para España y Portugal, Ángel Sáenz de Cenzano, ha apostado por “un modelo de trabajo flexible”, ya que “no reduce la productividad de los trabajadores” y les permite integrar vida profesional y personal.

“La búsqueda del modelo de trabajo adecuado en cada empresa exige a empleadores y empleados reflexionar y escucharse mutuamente”, ha asegurado Sáenz de Cenzano, que ha invitado también a promover este debate dentro del mercado laboral.

A pesar de esa aceptación del modelo híbrido de trabajo entre los españoles, todavía existe preocupación por el impacto que pueda tener sobre las oportunidades laborales.

Así, el 51% de los encuestados de entre 45 y 54 años percibe un estigma negativo asociado al trabajo desde casa, mientras que el porcentaje cae al 38% en el grupo de mayores de 55 años.

Además, entre los más jóvenes, el 61% de personas de entre 24 y 34 años cree que existen más probabilidades de reconocimiento para aquellos que acuden a la oficina, aunque solo el 44% de los mayores de 55 años tiene esa percepción.

Un 73% de los trabajadores españoles quiere mantener la flexibilidad horaria y un 69% valora la posibilidad de decidir el lugar desde el que quiere trabajar. Para el 66% es importante contar con tiempo de descanso y relax, y un 56% considera importante que sus empresas ofrezcan servicios de cuidado infantil.

Con la vuelta al trabajo presencial tras la pandemia, al 74% les preocupa la aplicación de los protocolos de seguridad en sus oficinas y el 65% considera importante contar con pruebas de coronavirus en sus lugares de trabajo.

Su eficacia lastrará la recuperación de los viajes de negocios, según Oliver Wyman

La eficacia del teletrabajo y de las teleconferencias instauradas de manera forzosa por la pandemia del Covid-19 lastrarán la recuperación de los viajes de negocios tradicionales, según un estudio de Oliver Wyman.

El informe señala que un 72% de los trabajadores españoles y un 69% de la fuerza de trabajo global considera que alcanza una colaboración eficiente a través de videoconferencias y, asimismo, un 63% de los españoles, frente al 67% global, cree que trabaja de manera efectiva en remoto.

Las estimaciones del estudio apuntan a que la fuerza de trabajo global planea desarrollar su actividad laboral en remoto 1,8 días más a la semana que antes de la pandemia.

Oliver Wyman prevé que tras la vuelta de las vacaciones de verano, los desplazamientos nacionales e internacionales por motivos laborales crecerán de media un 1% a nivel global, si bien este aumento no será simétrico en las distintas regiones.

En este sentido, China encabezará la recuperación de los viajes de negocios, con una perspectiva de crecimiento del 7% para los próximos meses; seguido de Estados Unidos, cuyas compañías aumentarán sus viajes de negocios un 4%; y Australia, en la que estos desplazamientos crecerán un 3%.

Sin embargo, Europa quedará rezagada en la reanudación de los viajes por motivos laborales. En España, estos no crecerán ni disminuirán en los próximos meses, mientras que en países como Francia, Reino Unido o Alemania el descenso será más acusado, con caídas del 6%, 3% y 2%, respectivamente en el corto plazo.

De este modo, la consultora ha destacado que la pandemia ha modificado la manera en la que empresas y particulares abordan los viajes, dando lugar a un cambio en los hábitos que apunta a un descenso generalizado de los viajes de negocios y a un aumento de los de ocio con la dedicación, por parte de la ciudadanía, de más tiempo y recursos económicos a cada experiencia de viaje.