El 55% de las empresas considera que 2022 será el año de la recuperación

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El 55% de las empresas alemanas que operan en España cree que 2022 será el año de la recuperación y el 30,4% prevé un aumento de la inversión en el próximo año, según un informe elaborado por la Cámara de Comercio Alemana para España en colaboración con el Consejo Superior de las Cámaras de Comercio e Industria Alemanas (DIHK).

En concreto, se ha cuestionado a más de un centenar de filiales de empresas alemanas en España, pertenecientes mayoritariamente al sector industria, sobre la situación económica, los riesgos latentes y perspectivas de evolución en los próximos 12 meses en aspectos como inversiones y plantilla.

Estos datos suponen una mejora ya que en la anterior edición, en enero de 2020, solo el 39,6%, preveía una recuperación. Asimismo, han disminuido de un 26,4% a un 11,8% las empresas que prevén un empeoramiento en su situación económica.

También hay una evolución en lo relativo a las previsiones de inversión en los próximos doce meses, ya que el número de empresas que prevé reducir o no realizar inversiones se reduce al 25,5%, frente al 77,3% correspondiente a la encuesta de abril de 2020.

“Los resultados del Barómetro AHK Primavera 2021 reflejan un relativo optimismo por parte de las empresas alemanas en España, no solo en cuanto a la valoración de la situación de cada empresa sino también en cuanto a la evolución del contexto macroeconómico español”, ha señalado Walther von Plettenberg, director gerente de la Cámara Alemana.

BUENOS DATOS

Además, también son buenos los datos respecto a la evolución de las plantillas, cuyo aumento figura en los planes del 27,5% de las empresas encuestadas. En comparación con el barómetro de otoño, disminuye el porcentaje de las empresas con intención de reducir el número de empleados de 24,4% al 16,7%.

A pesar de que el clima empresarial mejora, los resultados del barómetro apuntan la persistencia de una serie de riesgos que debilitan el atractivo inversor. Destaca la caída de la demanda que ha comportado la pandemia (punto que concentra el 78,4% de las respuestas), el marco económico y político (61,8%), el precio de la energía y de las materias primas (32,4%) y la seguridad jurídica (30,4%).

El Barómetro se completa con una valoración por parte de las empresas alemanas de los factores de competitividad de España. Entre los aspectos mejor valorados están las infraestructuras o aspectos de capital humano, como la motivación de los empleados y su productividad.

En el extremo contrario, entre los aspectos que más quejas suscitan, figuran factores institucionales como las dudas sobre la estabilidad política, el funcionamiento de la administración o los costes energéticos, y también aspectos del sistema educativo, como la falta de calidad del sistema de Formación Profesional y del sistema educativo escolar.