El aceite de Olipaterna, galardonado en la octava edición del Premio al Mejor AOVE de la provincia de Huelva

La provincia de Huelva es una zona reconocida por la fertilidad de sus tierras, favorecida por el microclima de la región. Uno de los cultivos que más se beneficia de estas condiciones es el de la oliva, un producto que en algunas campiñas como Paterna del Campo, tiene una tradición centenaria como elemento principal en la elaboración de algunos otros productos, principalmente, el aceite de oliva.

Esta larga tradición le permite a Olipaterna elaborar aceita de oliva de la más alta calidad, con un aroma exquisito y un sabor único, cuyo alto estándar ha ganado el reconocimiento como el mejor aceite de oliva virgen en toda Huelva (AOVE), no solo por parte de sus consumidores, sino incluso, a nivel oficial, por parte de la Diputación de Huelva.

Las características de un aceite reconocido como el mejor

Los premios otorgados por la Diputación de Huelva, a través del Servicio de Innovación Agrícola y Ganadera, certifican a Olipaterna, el aceite de oliva de Paterna del Campo, como el mejor de la provincia, tanto en su calidad como en sus propiedades organolépticas, como sabor, olor, color y textura. Estos niveles de calidad se obtienen gracias a una materia prima cultivada minuciosamente para adquirir las mejores características, así como un proceso de elaboración perfeccionado a través de centurias, que permite conservar todas estas propiedades tras la etapa de extracción.

Olipaterna se elabora con un proceso de extracción mecánica a baja temperatura, que se realiza el mismo día de recolección de las olivas. A su vez, estas se recogen en su punto exacto de madurez, lo que asegura la frescura de los ingredientes y la conservación de sus características distintivas. Gracias a este proceso, el aceite de esta compañía presenta cualidades únicas en su aroma, con fuerte toque de aceituna verde y frutos secos, así como su sabor, fuertemente frutal, pero con cierto amargor que lo vuelve único, además de su característico tono verdoso y sus altos beneficios nutricionales.

Un producto respaldado por una tradición centenaria

La tradición de esta campiña se remonta hasta el siglo XIII, época en la que nace la profunda tradición detrás de la elaboración de este aceite, caracterizado por la calidad que solo brinda el Verdial de Huevar, una variante de oliva propia de este territorio, en cuyo cultivo y proceso son expertos en Paterna del Campo, ya que conocen a fondo sus características y propiedades, lo que les permite trasladar esos rasgos peculiares de esta oliva al aceite.

Esta larga tradición ha implicado también una constante innovación en sus productos, lo que les ha permitido expandir su oferta más allá del aceite de oliva, su producto estrella, hacia una variada gama de productos en repostería, como torrijas, hojuelas, pestiños, piñonates y algunos otros. Todos ellos, elaborados con el reconocido aceite Olipaterna, lo que les brinda ese sabor, aroma y textura característicos que constituyen el secreto detrás de su éxito.