El balón gástrico digerible reduce el volumen corporal en 4 meses

Para muchas personas con sobrepeso, encontrar un método práctico y efectivo para alcanzar su peso ideal suele ser difícil. Son diversos los motivos que impulsan a quienes poseen esta condición a querer cambiar su imagen.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que la obesidad afecta negativamente no solo a la salud mental, sino también a la física, haciendo que las personas sean más propensas a sufrir enfermedades arteriales, diabetes o problemas articulares y cardíacos.

Preocupados por la salud de sus pacientes, en la clínica de medicina estética Clínica Femme, ubicada en la ciudad de Vigo, se ofrece un espacio adecuado pensado para la comodidad y el bienestar de los usuarios. Asimismo, cuenta con instalaciones de última generación para el desarrollo de los tratamientos estéticos que necesite la persona. Entre estos, uno de los más buscados es el innovador Elipse de Allurion, un balón gástrico digerible que ayuda a los pacientes con obesidad moderada a perder peso.

Funcionamiento de Elipse de Allurion

Se trata de un balón de contextura blanda, por lo cual colocarlo no es tarea difícil, ya que no requiere una cirugía, endoscopia, ni anestesia para su colocación o extracción.

Los balones para perder peso se han convertido en herramientas que permiten una pérdida de peso más significativa y duradera que la que se consigue con dietas o ejercicios físicos, únicamente. Con la ayuda adecuada y la sensación de satisfacción que genera el balón en el estómago, se pueden cambiar los hábitos alimenticios rápidamente.

Para tener acceso a este tratamiento, el médico deberá realizar un examen completo para confirmar que la persona es apta para la utilización del balón. Elipse de Allurion se coloca durante una breve consulta de 20 minutos y la mayoría de los pacientes vuelven a ejecutar sus actividades diarias sin presentar inconvenientes. Cuatro meses después de ser ingerido, el balón se desinfla automáticamente y se elimina de manera natural, sin la necesidad de hacer ningún procedimiento quirúrgico.

Proceso de adaptación después de usar el balón gástrico digerible como alternativa para bajar de peso

En principio, es probable que el estómago rechace el balón, al tratarse de un objeto extraño dentro de él. Asimismo, se puede comenzar a sentir algunas molestias, como náuseas o vómitos, que duran aproximadamente tres días y, a partir de este punto, comienza el período de pérdida de peso.

Durante el proceso, es necesario contar con el apoyo del equipo médico encargado de llevar a cabo el tratamiento, para que evalúe de cerca la evolución de cada paciente. Esto abarca exámenes, control de peso y ajuste del régimen alimenticio si fuese necesario, prestando apoyo psicológico y verificando si el ejercicio físico está dando los resultados esperados.

Posteriormente, se debe comenzar una dieta líquida que incluya suplementos vitamínicos, para luego pasar a una dieta más fuerte a base de purés y papillas. De acuerdo con la adaptación del paciente, se pueden incluir alimentos más sólidos.