El banco central de Turquía interviene en los mercados de divisas para frenar el desplome de la lira

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Compartir en print

El banco central de Turquía ha decidido intervenir en los mercados de divisas con el objetivo de tratar de poner freno al desplome de la lira, que durante 2021 ha perdido cerca de la mitad de su valor en su cruce contra el dólar estadounidense.

«El banco central de la República de Turquía intervendrá directamente en el mercado mediante transacciones de venta debido a las formaciones de precios poco saludables en el tipo de cambio», ha indicado la entidad en un breve comunicado difundido este miércoles.

En paralelo, la autoridad monetaria también ha indicado que ha empezado a realizar transacciones en el mercado de derivados de la Bolsa de Estambul. El motivo detrás de esta medida también es para frenar las «formaciones de precio poco saludables en el tipo de cambio».

Las intervenciones apuntan a haber tenido un efecto limitado en el canje de la lira y el dólar estadounidense. A primera hora de la mañana, cada ‘billete verde’ se intercambiaba en los mercados de divisas por 13,8665 liras. Tras alcanzar ese máximo intradía, el tipo de cambio ha sufrido una abrupta caída hasta el entorno de de las 12,5 liras por cada dólar, aunque el mercado ha repuntado posteriormente hasta un rango cercano a las 13,2 liras.

El 31 de diciembre de 2020, los dólares se intercambiaban por 7,43 liras, por lo que en lo que va de año la divisa turca ha visto cómo se esfumaba casi la mitad de su valor.

En las últimas semanas, el desplome de la divisa se ha visto agravada tras los comentarios de su presidente, Recep Tayyip Erdogan sobre que el país estaba librando una «guerra económica». La lira también registró desarrollos negativos después de que el banco central del país recortara los tipos de interés en 100 puntos básicos a mediados de noviembre.