Termina el periodo de adhesión voluntaria al ERE de Banco Sabadell

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Banco Sabadell concluirá mañana el periodo de adscripción voluntaria al Expediente de Regulación de Empleo (ERE) pactado para un máximo de 1.605 empleados de la entidad.

El acuerdo firmado por el banco y los sindicatos recoge que el plazo para que los interesados se apunten al ERE comprendía entre el 26 de octubre y el 15 de noviembre a las 24.00 horas.

Al proceso se pueden adherir tanto el personal de la red de oficinas y servicing como el de las direcciones territoriales y de los servicios corporativos. El banco deberá aceptar o rechazar las peticiones antes del 1 de diciembre.

El acta del acuerdo, consultada por Europa Press, recoge que el criterio fundamental de selección del personal afectado será la voluntariedad, siempre que se consiga el objetivo de ajuste mínimo acordado de 1.380 personas.

Cuando el número de adhesiones supere al de puestos de trabajo a extinguir en alguna provincia o segmento, la baja será aceptada si ese puesto puede ser cubierto mediante medidas de movilidad funcional o geográfica.

Además, si tras aplicar el criterio de adhesión voluntaria se cubren más de 1.380 vacantes, Banco Sabadell aceptará las salidas hasta un máximo de 1.605 trabajadores.

El plazo de ejecución de las medidas se extenderá hasta el 30 de junio de 2022, aunque la fecha concreta de terminación de cada contrato será determinada por el banco.

Con carácter general y de forma orientativa, las extinciones se producirán en el cuarto trimestre del año y en el primer trimestre de 2022, en función de las oficinas que se cierren cada mes, aunque algunas personas saldrán de la entidad en el segundo trimestre del próximo año por causas organizativas y productivas. Esto se aplica tanto en la red de oficinas y servicing como en las direcciones territoriales y los servicios corporativos.

Hasta el lunes, 8 de noviembre, Sabadell había recibido 1.146 peticiones de adhesión voluntaria, lo que representaba un 83% del mínimo de 1.380 salidas pactadas.

Además, en el marco del ERE, la entidad ha cerrado 320 oficinas y ha convertido 176 en cajas avanzadas, donde continúan funcionando los cajeros y servicios básicos.